Zapatero… ¡a sus zapatos!, por Carolina Jaimes Branger

0
Referencial

Referencial

(05 de julio de 2016. El Venezolano).- “Zapatero a tus zapatos” es un popular refrán español que significa que cada quien debe ocuparse de sus asuntos, de su profesión y opinar sólo de lo que sabe, evitando meterse en lo que no le afecta ni comprende.

Según la página web del Instituto Cervantes, “este refrán procede de una anécdota en la que participaron un zapatero y el pintor griego Apeles (siglo IV a. C.). A raíz de un comentario del zapatero, el pintor rectificó en uno de sus cuadros la hechura de una sandalia. Pero el pintor se vio obligado a acallar los comentarios posteriores del zapatero sobre la ejecución de la obra, pues aludían a cuestiones ajenas a su oficio, y recomendarle que se ocupara sólo de lo que entendía, los zapatos”.

Y justamente por la situación de la Venezuela de hoy, esta historia nos cae de perlas: el expresidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, junto a sus pares, el dominicano Leonel Fernández y el panameño Martín Torrijos, quiere ser mediador en el conflicto entre la oposición y el régimen.

Hace un par de días suscribí un documento en el que se rechaza no el diálogo, pero sí la mediación de estos señores. Por varias razones: la primera, porque “en ningún lugar del mundo es el agresor quien escoge al mediador”. Segundo, porque Zapatero ya se pronunció sobre que la oposición venezolana debe centrarse en ganar las elecciones del 2018… ¿cómo va a ser mediador si ya ha tomado posición? . Aún más allá, como de manera extraoficial se supo según reseña de Ascensión Reyes en El Nacional del 5 de julio, Zapatero dijo que “el referendo revocatorio no debía realizarse este año” y encima, se opuso a la propuesta de recorte de periodo.

Tercero, por su cercanía ideológica al régimen de Hugo Chávez primero y ahora al de Nicolás Maduro. En diciembre del año pasado, el Consejo Nacional Electoral rechazó a varios observadores españoles, pero invitó a Zapatero con bombos y platillos.

Cuarto, y en esta misma línea, por la denuncia de Henrique Capriles: “El expresidente Zapatero se está moviendo en aviones de PDVSA (estatal Petróleos de Venezuela).

Viniendo en secreto, y bajo estas circunstancias, en mi opinión, el expresidente queda descalificado para liderar una mediación para el diálogo”. Quinto, por su blandenguería al referirse a la situación de escasez, hiperinflación, inseguridad y violaciones a derechos humanos en Venezuela (sobre todo contrastado con la contundencia de las declaraciones de sus antecesores Felipe González y José María Aznar).

También por su insistencia en que nuestro proceso será “largo, duro y difícil”. Sí, será largo, difícil y duro si alguien como él se dedica a entorpecerlo aún más de lo que ya está.

Por último (y no de último) por la propuesta que le hizo a Leopoldo López de negociar su libertad a cambio del revocatorio. Para mí, esto termina de descalificar totalmente a Zapatero. Una persona que se atreve a jugar con la libertad de otra, en detrimento del bienestar de todo un país, es totalmente inmoral.

Una persona que habiendo sido jefe de gobierno como él lo fue, ose impedir un proceso democrático en otro país, por simpatías con el gobierno de turno (y quién sabe si algo más que meras simpatías), no está autorizado para ser mediador en ningún diálogo.

Señor Zapatero, tal vez usted tenga las mejores intenciones del mundo, pero su conducta ha dejado todo que desear. Y en estos casos, como la esposa del César, no sólo tiene que serlo, sino parecerlo. Así, que váyase por donde mismo vino, pague su pasaje de regreso para que no siga usando los aviones de PDVSA y ocúpese… ¡de sus zapatos!

Por Carolina Jaimes Branger/El Estímulo

Compartir .

Dejar respuesta