Zapatero recomienda ir hacia una “democracia pluralista” para que hayan elecciones en Venezuela

1

Agencias

(29 de mayo de 2017. El Venezolano).- El expresidente del Gobierno de España, José Luis Zapatero, se pronunció sobre la crisis que enfrenta Venezuela en estos momentos y las elecciones en dicho país.

A su juicio lo que ocurre en Venezuela es el “gran laboratorio de lo que ha pasado en Latinoamérica en el último medio siglo. Allí están condensados todos los grandes conceptos políticos del siglo XX. Hay nacionalismo soberanista, marxismo, permanece viva la idea de la lucha de clases, hay indigenismo, racismo. Y una democracia que necesita construir un consenso básico porque hay dos narrativas de la historia de Venezuela, del país y del mundo que son antagónicas. Por un lado están los herederos de la IV República que cayó antes del chavismo, y que hoy forman la oposición. Y, por otro, está el chavismo, hegemónico los últimos 18 años”.

En cuanto a si ve posible la realización de elecciones en donde pueda ganar la oposición venezolana, recordó que  en Venezuela el Presidente fue elegido en unas elecciones y que  en diciembre de 2015 la oposición ganó la Asamblea Nacional (AN). “Es verdad que luego ha habido un conflicto permanente entre el Ejecutivo, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y la Asamblea. Hay que redefinir las reglas institucionales hacia una democracia pluralista y, desde luego, habrá elecciones en Venezuela. Pero más allá de los comicios tiene que haber un acuerdo básico sobre el sistema político y de convivencia. Y eso no es más que reconocimiento y confianza. Es decir, muchas horas de diálogo”, reseñó Cambio16.

Indicó que en Venezuela existe una competición “entre Gobierno y oposición por las próximas elecciones. Y también la hay dentro de la propia oposición porque existen muchos partidos y candidatos, como es normal, están mirando a las urnas. Los acompañantes lo que tratamos es de que se mire más al futuro del país”.

Lea también: Cámara de Comercio de Panamá exhorta a que se realicen “elecciones libres” en Venezuela

Sobre las críticas que ha recibido sobre su papel como mediador en el país caribeño, manifestó que para lograr dicha posición se debe tener la capacidad de lograr relación y confianza con el Gobierno y con la oposición. “Es esencial para el diálogo y no hay una alternativa al diálogo y a la búsqueda del consenso en Venezuela. Cualquier alternativa es un conflicto grave, muy grave. Denomino la tarea en Venezuela como un proceso preventivo de paz, porque sin paz no llegaremos a una democracia consolidada, consensuada, fuerte y arraigada. La paz es condición previa”.

Zapatero aseguró que no le molestan los señalamientos por parte de la oposición, con respecto a su trabajo en Venezuela, “hago esta tarea de manera absolutamente desinteresada y por pasión por Latinoamérica, por la paz y la democracia”.

Destacó que sí se llegará a los procesos electorales que hay pendientes, “en 2017 se elegirán gobernadores y alcaldes y, en 2018, serán las presidenciales. La tarea de los acompañantes o mediadores es de contención y de moderación en un país en el que la conflictividad y el antagonismo o la tentación al enfrentamiento ha sido muy fuerte. Además, hay problemas sociales y económicos muy serios, lo cual ha complicado todo aún más. Tenemos una expectativa razonable en que se pueda avanzar en esa dirección y también tenemos apoyos internacionales muy importantes”.

Lea también: Canciller peruano viajará a la OEA para discutir situación de Venezuela

Consideró que la liberación de los presos políticos es fundamental y que es uno de los cuatro puntos básicos de la hoja de ruta del diálogo, “articulado a través de la creación de una comisión de la verdad que permitiría contribuir a la reconciliación y a la liberación de los presos. Debo subrayar que los mediadores hemos logrado hasta 70 liberaciones. Es un tema especialmente sensible. Y no creo que las grandes declaraciones en los que algunos se ponen más demócratas que nadie, lleven a logros”.

Al ser consultado sobre cómo fue su encuentro con el líder opositor y preso del régimen en su momento, Leopoldo López indicó que “fue muy positivo con un diálogo muy abierto de más de dos horas. Me pareció una persona con una gran inquietud política. Le encontré personalmente muy bien. La reunión iba encaminada a lograr mejoras en su situación y a la búsqueda de alternativas a la prisión, pero luego todo se complicó por declaraciones, vamos a hablar claro. Después de haber tenido muchos procesos delicados uno aprende. Hay determinadas cosas que solo se pueden hacer con discreción. Yo sé que esto trabaja contra la transparencia y seguramente contra el periodismo. Soy un defensor a ultranza de la libertad de expresión y del derecho a la información. Pero en las experiencias que he vivido he entendido que es dificilísimo hacer compatible el trabajo discreto”.

Con respecto a la  aplicación de la Carta Democrática que se plantea desde la Organización de Estados Americanos (OEA) y que respalda parte de la sociedad civil, “Respeto los mecanismos de la OEA pero debe contribuir a una salida y a un proceso de diálogo que nos lleve a fortalecer en Venezuela todo lo que sea necesario en términos democráticos, que es mucho. Cualquier observador y analista objetivo sabe que el intento de excluir a Venezuela de una organización internacional no va a ayudar”.

Compartir .

Dejar respuesta