Yerno de Trump admite que tuvo cuatro reuniones con representantes rusos

1

Foto referencial

(24 de Julio de 2017. El Venezolano).- Jared Kushner, Yerno y asesor de Donald Trump, negó este lunes haber cometido “colusión” con Rusia, a su vez reconoció haber tenido cuatro encuentros con representantes rusos, durante la campaña presidencial del 2016.

No cometí actos de colusión, ni conocí a nadie más en la campaña que lo hiciera con ningún gobierno extranjero”, expresó Kushner, en una declaración escrita que fue divulgada horas antes de testificar a puerta cerrada ante el Comité de Inteligencia del Senado sobre sus contactos rusos durante la campaña electoral de 2016.

Kushner, quien está casado con la hija mayor del presidente, Ivanka Trump, declaró este lunes a puertas cerradas ante personal de la Comisión de Inteligencia del Senado. El martes tiene previsto hablar privadamente con los miembros de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes.

Lea también: Trump acusa al New York Times de frustrar plan de EEUU para matar “al terrorista más buscado”

Ambos paneles investigan la interferencia rusa y posibles conexiones con la campaña presidencial de Trump en las que Kushner aparece como un actor importante.

Kushner insistió en que no tuvo “contactos inapropiados” con individuos que hubieran sido o fueran en ese momento representantes del Gobierno ruso.

“No mantuve contactos inapropiados, no he dependido de fondos rusos para financiar mis actividades empresariales en el sector privado, he tratado de ser totalmente transparente”, añade en el texto, que consta de once páginas.

Hasta ahora se sabía de dos reuniones que sostuvo Kushner con agentes rusos, la primera fue en junio de 2016, con una abogada rusa, en la que acompañó a su cuñado, Donald Trump Jr  y al exjefe de campaña de Trump, Paul Manafort, y la segunda, en diciembre de ese mismo año, con el embajador ruso, Sergei Kislyak.

Pero en su declaración Kushner se refiere a “tal vez cuatro contactos con representantes rusos”. Según el asesor presidencial, un asistente suyo es el culpable de que un cuestionario para obtener un permiso de seguridad haya sido enviado incompleto y sin mencionar dichos contactos con extranjeros.

En su testimonio, Kushner menciona una reunión que hasta ahora se desconocía: un encuentro con el embajador ruso en Washington, Sergei Kislyak, en el hotel Mayflower en Washington.

 

Compartir .

Dejar respuesta