¿Y que bolívar “soberano”?, por Emiro Albornoz León

0

Foto: Referencial

(09 de mayo de 2018. El Venezolano).- Por cómo se ven las cosas en esta malhadada revolución, no puede haber dudas que con el bolívar “soberano”, denominación con que bautizó Nicolás Maduro el nuevo cono monetario que el régimen sacará a escena el próximo mes de junio, pasará lo mismito que lo sucedido con el triste bolívar “fuerte de Hugo Chávez Frías.

Los desaciertos del régimen de Nicolás Maduro en todas las áreas de la vida venezolana, son de antología, y con toda seguridad pueden entrar perfectamente dentro de las rarezas del viejo y conocido espacio de “Aunque usted no lo crea”, de Ripley.

Como decimos en criollo, Maduro no da pie con bolas. Mete la pata hasta la cadera cada vez que toma o anuncia decisiones de gobierno que hacen parecer que las mismas son recomendadas por sus enemigos de la oposición para que todo le salga mal. La mete cada vez que habla con cada disparate que expresa.
Hace unos diez años, Hugo Chávez, anunció la puesta en circulación del bolívar fuerte, quitándole tres ceros a los nuevos billetes que saldrían en el nuevo cono monetario, pero también le quitaban tres ceros a los ingresos mensuales del trabajador, o sea.

Lo cierto del caso es que el billete de mayor denominación, cien bolívares, terminó de la manera más triste porque no lo reciben ni siquiera los choferes del transporte colectivo dado que su valor es nulo. Ni un caramelo se puede comprar, y muchos jóvenes de los miles que han tenido que huir del país, en una diáspora obligada por el desastre económico de Venezuela, lo utilizan para adornar bolsos artesanales con los billetes de dos, cinco, diez, veinte, 50 y cien bolívares al otro lado de la frontera, actividad que los ayuda a sobrevivir y les permite hasta enviar algunas remesas a los familiares que dejan acá.

A Chávez se le explayaba la “jeta” cuando hablaba de las bondades del bolívar fuerte con el cual pretendía frenar la inflación que en ese momento ya era de 17 por ciento, la más alta de todo el continente americano. Es lo mismo que ahora pretende hacer Nicolás Maduro cuyo gobierno registra un crecimiento de precios que para finales de año se estima superior al trece mil por ciento por parte de organismos financieros internacionales como el Fondo Monetario.

Lo irónico de esta decisión de poner en marcha un nuevo cono monetario, quitándoles tres ceros al bolívar, es que es el propio hijo putativo de Chávez quien sepulta el bolívar “fuerte”, dejando claro con esa medida que Chávez se equivocó.

Maduro nos promete, así como cacarea que con su reelección Venezuela va a progresar y a desarrollarse, que con la eliminación de tres ceros del viejo Bolívar Fuerte, y la creación del Bolívar Soberano, tiene el objetivo de lograr una solución estructural y definitiva para darle estabilidad al país.

No hay que ser adivinos para saber que el Bolívar Soberano no servirá pa un coño, y lo único que traerá aparejado es más desesperación, consternación, desmoralización, más crisis y un descomunal “soberano” fracaso revolucionario, por el caos que generará la improvisada medida.

Qué bolívar soberano del carajo!. Aquí lo único soberano que hay es la hiperinflación que carga muertos de hambre a más de las tres cuartas partes de la población. El soberano colapso del servicio eléctrico del país por la incapacidad del régimen para fomentar nuevas fuentes de generación eléctrica para satisfacer la creciente demanda, así como la falta de mantenimiento a las estructuras que existían como son las termoeléctricas. La soberana escasez de agua potable a lo largo y ancho de Venezuela. El soberano desastre del transporte colectivo que a llevado a Venezuela niveles de los países más empobrecidos del mundo.

El soberano desastre de las redes de cloacas de todo el país. El soberano desabastecimiento de los más elementales productos de primera necesidad. La Asamblea Nacional de Venezuela, declarada de manera ilegal en desacato por el TSJ, acaba de aprobar un acuerdo mediante el cual le exige al régimen suspender los efectos del nuevo cono monetario que entrará en vigencia el 4 de junio bajo el alegato que no existen los instrumentos para implementar la logística de la nueva reconversión.

Con seguridad que el régimen no atenderá esta sugerencia y seguirá adelante en su camino de destrucción total de la economía del país con su secuela de hambre y muerte de venezolanos.

Presidente Maduro: hágale un favor a los venezolanos. Renuncie, en lugar de estar aspirando conducir nuevamente los destinos del país, o es que acaso no es suficiente el daño que nos ha hecho. Usted ha demostrado una incapacidad manifiesta para gobernar a Venezuela y hoy, más del 80 por ciento de los
venezolanos están de acuerdo en que usted es el responsable de esta catástrofe.

Por Emiro Albornoz León

Share.

Leave A Reply