Published On: Mie, ene 15th, 2014

Viajeros y otros sectores se quedarán en Cadivi pero a tasa Sicad

Las autoridades económicas afinan la migración de sectores de atención desde Cadivi a Sicad . La caída de las reservas internacionales obliga a que apuren la medida y terminen de ajustar la estrategia a aplicar para que así los distintos sectores económicos puedan arrancar el 2014.

Aunque los comicios municipales retrasaron los cambios que en materia cambiaria quería realizar el Ejecutivo, y luego las diferencias internas los demoraron todavía más; las autoridades económicas optarán por atender más sectores a través del Sicad , según indicaron fuentes del alto Gobierno, para intentar mejorar las cuentas oficiales, fortalecer los disminuidos ahorros en divisas del país, y bajar los altos índices de inflación , y escasez.

Pero para eso, tendrán que aumentar lo previsto a subastar en el Sicad , pues hasta ahora el presupuesto anunciado para este año era de 5.000 millones de dólares, poco más de un mes promedio de importaciones de 2013. 


En paralelo, aseguran los consultados, no solamente que la tasa del Sicad pasaría a ser referencia para los cupos de viajeros (que seguirían administrados por Cadivi ), sino también para otros sectores, como automotriz, aerolíneas, o comercio, una disposición que todavía no consigue consenso.

Para la migración en puerta, explica el exinvestigador del BCV, Luis Brusco, las convocatorias tendrán que ser por una cantidad mayor de divisas, por lo menos de unos $400 millones a la semana.

“Más pronto que tarde, todos los sectores de Cadivi irán a Sicad , y al ir pasando las importaciones de un esquema a otro, se estaría aplicando una devaluación gradual”, aseguró el economista. “Parte de las divisas asignadas a través de Cadivi se trasladarían a las subastas”, agregó.

El experto señala que en este momento las reservas internacionales administradas por el BCV no tienen las fortalezas suficientes como para emprender subastas de cantidades más altas.

Y, aunque señala que el último convenio cambiario, que permite negociar en el Sicad las divisas destinadas a inversiones petroleras, ayudará a que suba la oferta en por lo menos unos $5.000 millones, advierte que quizás no sea suficiente.

Para Brusco, el esquema actual del Sicad , complicaría la planificación de las empresas, pues no son montos específicos los autorizados, sino dependientes de los resultados de las subastas. Y de esta manera, no es factible que baje la escasez y la inflación .

“Como funciona ahora no se resuelve el problema, crearía mayores conflictos al sector alimentos y al de medicinas, por ejemplo. Los empresarios no pueden estar sujetos a imponderables; sin certeza de que serán o no incluidos en las próximas convocatorias, esto se convertiría en una limitante”, dijo el economista.

Más flexibilidad.
Durante 2013, las reservas internacionales sufrieron una caída de alrededor de $8.000 millones, y en sólo en la última semana bajaron poco más de 900 millones de dólares, según las cifras del BCV, al parecer por compras públicas de “emergencia” de alimentos. En esta situación mucho tienen que ver la brecha existente entre el precio del dólar oficial y el no oficial.

Y para atacar este diferencial es posible que se necesiten otras vías además del Sicad , incluso amplificado, estima Brusco. Para el experto, la vía más efectiva para atender las cotizaciones del mercado no oficial sería la flexibilizar el mercado cambiario.

“Se dejó escapar demasiado el paralelo. Es necesario flexibilizar en parte el mercado; pues además en este momento complica la situación que el BCV se encuentre débil como para ofertar de manera contundente”, explicó.

Según el experto, la flexibilización del esquema cambiario, permitiría una oferta mayor de divisas, fortalecida por fuentes privadas, tanto petroleras como también de otros sectores. “Solo con alguna alternativa que permita la repatriación de capitales se podrá incentivar la inversión en dólares.

Así se eliminaría Cadivi , los sectores prioritarios se atenderían en Sicad , y el resto a través de un esquema libre que permita aproximarse a la tasa de cambio de mercado”, señaló el especialista.

venezolano