Veto migratorio a musulmanes busca “jugar al populismo”

3

Foto: captura

(20 de marzo de 2017. El Venezolano).- El portavoz del Consejo de Relaciones Islámico – Americana, Wilfredo Amr Ruíz, manifestó su opinión sobre la firma del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ante la nueva versión de su polémico veto migratorio, que seguirá prohibiendo la entrada de refugiados al país y detendrá la emisión de visados a los ciudadanos de Irán, Somalia, Yemen, Libia, Siria y Sudán, todos ellos países de mayoría musulmana.

Durante una entrevista realizada en el programa “Dígalo Aquí” transmitido por El Venezolano TV, indicó que lo que han visto es un país “desbordado oponiéndose a estos vetos contra los musulmanes o personas que vienen de algunas de estas naciones, porque lo sienten como en realidad es, una amenaza contra la inmigración, especialmente enfocado en algunas minorías étnicas o religiosas”.

En ese sentido, señaló que las primeras órdenes ejecutivas o esta segunda “en las que adoptaron algunas de las denuncias que se hicieron ante los tribunales, siguen siendo infectadas con este propósito inicial de cuando el Presidente las comisionó”.

A su juicio las medidas que movió a la presidencia para hacer estas órdenes ejecutivas no era la seguridad nacional “sino jugar al populismo, proponiendo un veto a los musulmanes, proyectándolos como un problema de seguridad nacional en este país, ante esto las ordenes que están y las que vengan van a tener esa infusión de ilegalidad e inconstitucionalidad, por eso es que vemos que no solo los musulmanes son los que llevan a Trump a los tribunales, son las organizaciones de derechos civiles, entre otras”.

Lea también: Más de cien expertos denuncian nuevo decreto migratorio de Trump

“En la medida que el Presidente quiera implementar órdenes ejecutivas cuyo propósito indisputable es la seguridad nacional, esas cuando se lleven al Tribunal, van a prevalecer de parte del Presidente, lo que pasa es que esta orden en particular la 1 y 2, el veto musulmán, traen consigo unas promesas de campaña, donde el manifestó que iba a prohibir la entrada de musulmanes al país, en la medida que estas exigencias no sean la seguridad nacional siguen y seguirán siendo disputadas en dicho organismo y estos van a decir que  no puede ser la base de tus órdenes”, aseveró.

Aseguró que “quien controla la puerta de entrada de este país es el gobierno y tú le abres la puerta a quien tú quieras, sin embargo, la base de tu abrir la puerta nunca puede ser discriminar contra una minoría étnica o religiosa, tiene que ser exclusivamente por asuntos de seguridad, donde bajo esto se le prohíba la entrada a cualquiera que quiera venir de otras naciones a hacerle daño a este país, no solamente de seis países”.

Compartir .