Venezuela voltea hacia AD, por Emiro Albornoz León

0

NP

(29 de marzo de 2017. El Venezolano).- Los sorprendentes resultados de la validación del partido Acción Democrática ante el CNE, realizada el recién pasado fin de semana deja una lectura muy interesante en el escenario político venezolano y no es otra que el pueblo venezolano ha volteado nuevamente su mirada hacia esta organización de masas.

Califico de sorprendentes porque si algo caracteriza a AD es  la falta de recursos económicos con que cuenta con que cuenta para la realización de sus actividades proselitistas.

En realidad, a los acciondemocratistas no nos tomó por sorpresa este excelente resultado que lo configura como el partido con mayor número de validantes en todo el país hasta el presente momento cuando solamente falta una organización con importante presencia en el Zulia y otras ciudades  por someterse al examen del organismo electoral.

Los venezolanos salieron a las calles de Venezuela, rememorando las tradicionales romerías del partido del pueblo en las celebraciones aniversarias de su fundación, por sus propios medios, sin las acostumbradas movilizaciones masivas en unidades autobuseras y vehículos alquilados para esos fines, con la firme intención de apoyar al partido que fue el principal bastión de lucha contra las dictaduras de Juan Vicente Gómez y marcos Pérez Jiménez para instaurar la democracia que, aunque erosionada por el actual régimen, todavía disfrutamos y defendemos.

El pueblo de Venezuela, no hay dudas, ha vuelto la mirada hacia el partido que en el ejercicio del gobierno puso en relieve la construcción de la Venezuela moderna con la puesta en marcha de una portentosa  y extraordinaria infraestructura de servicios públicos elementales en materia de agua potable, salud, educación, redes de aguas servidas, electrificación y redes de comunicaciones terrestres que unieron al país de norte a sur y de este a oeste, que tuvieron una decisiva incidencia en la elevación del nivel de expectativa del venezolano de 47 años, al final de la dictadura perezjimenista, a 72 años en apenas los dos primeros gobiernos de la era democrática, presididos por Rómulo Betancourt y Raúl Leoni, apoyados por AD.

Venezuela tuvo el crecimiento social más elevado que algún país del mundo haya podido conseguir en los dos primeros periodos presidenciales de los gobiernos de AD producto del acceso a la educación que tuvo la gran mayoría del pueblo venezolano gracias a la ejecución de la más vasta ejecución de una infraestructura educativa que abarcó kinderes, escuelas primarias, institutos de educación secundaria, Universidades Nacionales y Exerimentales e Institutos de Educación Superior y Escuelas Técnicas en los cuales los más humildes egresaron como profesionales de la república y emergieron de abajo hacia arriba, como lo dicta la ecuación social.

Todos los venezolanos tuvieron igualdad de oportunidades para su crecimiento, progreso y desarrollo social, contrario a las tesis comunistas de la revolución liderada por Hugo Chávez que preconizo la igualdad de todos, pero hacia abajo, empobreciendo a la mayoría de la población y llevándola a los niveles de 1958, o peor.

Puedo asegurar, sin equivocarme, que todo cuanto ha significado progreso y desarrollo del país en los muy vilipendiados cuarenta años de la democracia sustentada inicialmente en el Pacto de Punto Fijo que no fue otra cosa que un inteligente acuerdo de gobernabilidad ante la incipiente democracia amenazada de serios peligros, lleva impreso el sello de los gobiernos de AD.

18 años después, ante el desastre y la hecatombe que han significado la revolución comunista de Chávez y Maduro, el pueblo venezolano ha evaluado  los desempeños de entonces y ahora, y llegó a la conclusión que con AD se vive mejor. De allí el respaldo masivo y entusiasta que le brindaran los veteranos y las mujeres, los trabajadores, los jóvenes, sin importar posiciones económicas al gran partido del pueblo.

Ante este gobierno forajido, fallido y malandro, el pueblo venezolano tiene ahora la alternativa de AD.

Debo reconocer que en todo este proceso de recuperación de AD ha tenido un papel fundamental su máximo líder, el Dr. Henry Ramos Allup, excelente tribuno y connotado escritor, quien en su paso por la presidencia de la Asamblea Nacional de Venezuela, revivió el sentimiento adeco, acabó con el mito de Hugo Chávez y ganó las simpatías de todo el país con su particular y brillante desempeño.

Por: Emiro Albornoz León

Share.

Leave A Reply