Venezuela podría revelar identidad de informantes de la DEA en caso “narcosobrinos”

1
Foto: Referencial

Foto: Referencial

(25  de octubre de 2016. El Venezolano).- El gobierno de Nicolás Maduro estaría planeando divulgar las identidades de los informantes confidenciales de la DEA, CS-1 y CS-2, quienes estuvieron en Caracas en octubre de 2015 para sostener reuniones con los acusados de conspirar para traficar a los Estados Unidos 800 kilos de cocaína, los “narcosobrinos” Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas.

La periodista venezolana, Maibort Petit, indicó que un comentario enviado a su blog por un lector anónimo, coincide con un informe enviado por email a través de un correo oficial del gobierno venezolano, donde informan que el gobierno decidió difundir en los próximos días las identidades de los informantes que se reunieron con los sobrinos de la pareja presidencial en cuatro oportunidades en la ciudad capital.

Señaló que el gobierno norteamericano acusó a Campos Flores y Flores de Freitas de haber violado las leyes antinarcóticos de los Estados Unidos el año pasado. A principios de octubre de 2015, cuando la DEA y el FBI realizaban una operación que tenía como objetivos seguir a estos dos sujetos y verificar que pretendían enviar cocaína a los Estados Unidos, se acordó enviar a Caracas a dos informantes para que grabaran las evidencias requeridas para hacer la acusación formal ante la corte estadounidense.

Lea también: “Narcosobrinos” no quieren que se nombre a las FARC frente a los jurados

Ante esto explicó que los agentes de la DEA proveyeron dispositivos clasificados como 1 y 2 a los informantes confidenciales CS-1 y CS-2, dos hombres de nacionalidad mexicana que se harían pasar como representante del cártel de Sinaloa ante los sobrinos presidenciales. CS-1 sería el contacto para cuadrar la negociación y el envío del primer cargamento de cocaína que sería ingresado a los EEUU, vía Honduras.

Mientras que CS-1, alias El Mexicano, fue uno de los personajes que cumplió un rol clave en la operación que condujo al arresto de los Flores. De acuerdo a los documentos entregados a la corte por la fiscalía de Nueva York en julio 2016, a principios del mes de octubre de 2015, el testigo cooperante (CW-1) alias “El Sentado” informó a los agentes de la DEA que dos venezolanos estaban interesados en enviar un cargamento aéreo de cocaína en vuelos legales a Honduras.

Expresó que “El Sentado” señaló que los puso en conexión con “El Mexicano” (CS-1) y su supuesto socio (CS-2) que resultó ser el hijo del primero. Ambos informantes trabajaban para la DEA desde hacía más de 10 años.

La periodista venezolana aseguró que los dos hombres (CS-1 y CS-2) se trasladaron a Venezuela para sostener un encuentro con Campos Flores y Flores de Freitas. Los dos sujetos, acompañados por un tercero (cuya identidad tampoco ha sido revelado y de cuya existencia se conoció durante la audiencia de prueba celebrada el 9 de septiembre de 2016) fueron a Caracas el un vuelo comercial proveniente de México el 23 de octubre de 2015.

Lea también:  Niegan a “narcosobrinos” incorporar preguntas adicionales a miembros del jurado

En ese primer encuentro, el ahijado de Nicolás Maduro le explicó a los supuestos socios mexicanos sus conexiones con el presidente y la primera dama de Venezuela, lo cual le otorgaba facilidades para hacer el negocio de vender la droga, cuyo destino final era Nueva York.

Los dos informantes y el tercer hombre se reunieron por segunda vez el 26 de octubre de 2015, para conversar sobre la logística para hacer los envíos de droga, poniendo como fecha para el primer cargamento el 15 de noviembre de 2015. En dicha negociación, los sobrinos presidenciales pensaban ganar unos 20 millones de dólares.

Reseñó que hubo otro encuentro el 27 de octubre de 2015 en un apartamento propiedad de Campos Flores en el este de Caracas. Allí, el ahijado del presidente venezolano le mostró a “El Mexicano” un paquete envuelto que contenía un kilo de cocaína. El informante de la DEA grabó con los dispositivos cómo Campos Flores usó unos guantes de latex para no dejar sus huellas en la droga.  CS-1 examinó la calidad de la droga y luego sellaron nuevamente la bolsa. De acuerdo al testimonio del informante, la droga era de un 95%- 97% de pureza, de acuerdo a la apariencia, la textura y el olor.

Lea también:  Venezolanos citados por caso de “narcosobrinos” tienen propiedades en EEUU

El 28 de octubre se reunieron nuevamente en Caracas antes que los dos hombres regresaran en vuelo comercial a México para luego ir a California.

Campos Flores y Flores de Freitas sostuvieron el último encuentro con el informante CS-1 en Haití, en la mañana del 10 de noviembre de 2015, en el hotel donde los dos venezolanos fueron arrestados por las fuerzas antinarcóticos haitianas, luego que “El Mexicano” prometiera ir a su habitación del hotel Servotel, donde supuestamente tendría los 20 millones de dólares que le iba a entregar a Campos Flores, para -entre otras cosas- pagar la campaña de su mamá (Cilia Flores) al parlamento venezolano, según establece el reporte de la DEA.

Petit afirmó que en un informe enviado a su correo electrónico personal y cuya información se repite en un comentario hecho en este blog, se asegura que “el Ministerio Público aperturó una investigación penal contra los dos informantes, contratados por el gobierno de los Estados Unidos de América para instigar al delito y realizar labores de espionaje”.

Más adelante sostienen ambas fuentes que “los dos narcotraficantes ingresaron a Venezuela con pasaportes falsos que les fueron proveídos por la agencia DEA y que viajaron desde México a Caracas”. Sostiene que los dos personajes “fueron identificados plenamente y sus identidades serán hechas públicas a los medios de comunicación”.

Lea también:  Aprueban solicitud a “narcosobrinos” de obtener dos recusaciones adicionales

Aseguran que el gobierno de México debe aclarar “cómo dos narcotraficantes, que ellos entregaron a la DEA, entraron a su sistema de Inmigración por el aeropuerto Benito Juárez de la Ciudad de México, sin que sus Sistemas de Reconocimiento Facial los detectaran”.

Recordó que CS-1 y CS-2 se encuentran actualmente presos en una prisión federal de California acusados por el gobierno de los Estados Unidos de tres delitos: 1) Conspirar  para traficar cocaína a los EEUU; 2) Conspirar para manufacturar y distribuir cocaína a los EEUU y 3) Mentir a las autoridades del gobierno federal.

Detalló que para verificar la información hicieron tres llamadas telefónicas a la oficina de prensa del Ministerio Público, pero no fue posible hablar con la persona encargada de esa dependencia. Sólo pudimos conversar con una recepcionista que no tenía información sobre el tema. Refirió que todas las investigaciones estaban en las notas de prensa publicadas en la página web. Asimismo, prometió que la jefe del departamento regresaría la llamada, cosa que no ocurrió hasta el cierre de esta nota.

Además enviaron un correo pidiendo información a la dirección ministeriopublico@mp.gob.ve pero no recibió respuesta hasta el momento.

El documento enviado por correo electrónico tiene el sello del Ministerio Público y el correo es de esa dependencia del gobierno.

Compartir .

Dejar respuesta