Venezuela muere de mengua ¿y vamos a regionales?, por Horacio Medina

0

Foto: Referencial /El Horizonte

(03 de agosto de 2017. El Venezolano).- Hoy expresé en mi cuenta twitter que “Al escuchar HRA con Vladimir en GloboTV, pienso  cuando Aly Khan decía “el tiempo de la partida ha llegado”. Sí es así, cuelgo los guantes”.

Desde nuestro punto de vista y como ha sido repetido: No reconocemos  TSJ; ni Constituyente; CNE es tramposo; tenemos cientos de presos políticos; Venezuela muere de mengua y vamos a regionales?.

Con el respeto de quienes piensen lo contrario, quiero volver sobre lo nefasto que sería participar en las elecciones regionales.

Desde mi punto de vista, eso sería tirar por la borda todo lo que hemos entregado por anos, en particular durante los últimos cuatro meses, tiempo durante el cual hemos dejado n evidencia la naturaleza vil y criminal del régimen, hemos logrado un apoyo internacional que tiene cuando menos claro que en Venezuela manda un poder dictatorial, aunque desde mi punto de vista la realidad es mucho peor, se trata de crimen organizado en el poder. Se trata de vínculos con el narcotráfico, con el terrorismo del radical islámico, con bandas de lavado de dinero, con negocios internacionales de corrupción, con contrabandistas, etc. Eso sin mencionar, los grupos de malandros armados al servicio del régimen y las bandas criminales que operar desde las cárceles.

Se trata de un régimen que ha destruido la lógica social del venezolano, reduciendo su dignidad a mendigar por comida y a sufrir la muerte o penurias por enfermedades sin medicinas. Se trata de un régimen que es responsable de la muerte de recién nacidos, víctimas de la desnutrición, del hambre. Se trata de un régimen sin principios, ni valores. Sin escrúpulos.

Partir de supuestos falsos no lleva a conclusiones falsas, la regla GiGO, “Garbage In, Garbage Out”. Esto ocurre cuando se plantea que,  no acudir a las regionales es lo mismo que perder  las gobernaciones. Esto fue cierto en el 2005,  con las elecciones de la Asamblea Nacional, donde abandonamos por razones que comparativamente son mínimas, al tiempo de hoy. Estamos en una realidad muy distinta.

Alfredo Ramos ganó la Alcaldía en Barquisimeto,  ¿es hoy Alcalde? No. ¿Alguien le ganó la Alcaldía? No. Lo destituyó el TSJ y está preso.

La misma pregunta y casi las mismas respuestas, aplican para:

Alcalde Metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma,

Alcalde del municipio Mario Briceño Iragorry en Aragua, Delson Guarate,

Alcalde del municipio  Libertador en Mérida,  Carlos García,

Alcalde del Municipio Maturín, en Monagas, Warner Jiménez,

Alcalde del municipio San Cristóbal en Táchira, Daniel Ceballos,

Alcalde de San Diego, en Carabobo, Enzo Scarano

Alcalde , Lumay Barreto, municipio José Antonio Páez, en Apure.

Y eso sin incluir lo ocurrido a varios diputados electos y otros Alcaldes que pronto correrán la misma suerte. Los tres diputados desincorporados de Amazonas  representan otro ejemplo patético.

Se designaron dentro del marco Constitucional 33 magistrados al TSJ, la respuesta del régimen: 1 magistrado preso y en huelga de hambre; 4 magistrados en la embajada de Chile y los demás enconchados o fuera del país.

Decenas de personas, jóvenes en su mayoría, están sometidos de manera ilegal e inconstitucional a la justicia militar. No se cumplen las liberaciones ordenadas y se violan sistemáticamente los derechos humanos. Se reprime brutalmente. Más de 100 asesinados en los ultimos 125 días.

Todo eso será obviado, para “no perder espacios”. ¿De qué estamos hablando?

No nos llamemos a engaño, asistir a estas elecciones con el mismo TSJ, el mismo CNE y con un ejecutivo que ha violado la Constitución repetidas veces, es un exabrupto, una burla.

Ahora bien imaginemos que a partir del 8 de agosto, ignorando el carácter fraudulento del CNE y TSJ, se inscriban los candidatos. Imaginemos que se permite iniciar su campana y, de pronto, sin aviso la ANC, supraconstitucional, decide cambiar la estructura geopolítica del país y por lo tanto, dejan de tener validez los gobernadores y se estructura el poder comunal designado desde el Comité Central del PSUV, ¿Qué debemos hacer? ¿Inscribirnos en el PSUV para ser comuneros?

Tengamos claro que elecciones regionales son un espejismo, una trampa que nos desune y nos distrae. Los llamo a la reflexión.

Por Horacio Medina

Share.

Leave A Reply