Venezuela cierra 2015 con más de 90 presos políticos y 19 bajo casa por cárcel

2
Preso-detenido-635-755x380

Referencial

(31 de diciembre de 2015. El Venezolano).- Venezuela tuvo este 2015 el año más trágico, y para los presos políticos no fue diferente, el régimen venezolano endureció sus posturas con este grupo.

Según información de la organización Venezuela Awareness, el país cerró el año con 91 presos políticos más 19 en medida de casa por cárcel, y por tales cifras, lo consideran como el país con más privados, con más persecución y violaciones a los derechos humanos en la región.

De igual forma destacan, que con este tipo medidas, el Gobierno de Nicolás Maduro se niega a cualquier posibilidad de establecer una amnistía o se cumplan los beneficios de ley que les permitiría gozar de libertad bajo condiciones detalladas en el referido texto legal.

El 12 de Marzo ocurrió el primer suicido de un preso político, el de Rodolfo González, conocido como “El Aviador”, quien se ahorcó en su calabozo en el SEBIN-El Helicoide, cuando le fue notificado el traslado a una penitenciaria con presos comunes, así como a los jóvenes que fueron encarcelados por protestar en el 2014, teniendo en común a la fiscal Katherine Harrington. Las autoridades tardaron horas antes de notificar esta noticia a los familiares.

Algo similar ocurrió con el abogado Marcelo Crovato, quien intentaba suicidarse en su celda cuando fue sorprendido por otros internos que lograron evitar una tragedia.

“Es sumamente grave la falta de información y acceso a los detenidos por razones políticas que permanecen en la División de Inteligencia Militar de Caracas, donde ocurren torturas físicas y psicológicas, aislamiento y condiciones de reclusión inhumanas además de someter a los presos políticos a la ausencia de garantías para un proceso judicial justo”, añaden en nota de prensa.

Mencionan que en el SEBIN-El Helicoide, los presos políticos pasan hasta 7 meses sin salir a tomar el sol, muchos de los ahí recluidos, tienen sus procesos judiciales paralizados, sus causas son diferidas por cualquier excusa, aplicando el retardo procesal que solo persigue que los presos políticos sigan presos.

“Es preocupante que los presos políticos que tienen más tiempo en prisión política, 12 años y 8 meses,  grupo que lo conforman  5 policías metropolitanos del caso conocido como 11A,  los funcionarios Luis Molina, Erasmo Bolívar, Héctor Rovain, Marco Hurtado y Arube Pérez, les fue negado nuevamente el pasado 18 de diciembre, el beneficio que le corresponde desde hace 6 años por el que gozarían de libertad condicional. La juez les hizo saber a los familiares que los 5 policías tenían que pagar su pena completa, es decir, 30 años.  Este grupo de presos políticos atraviesa por serios problemas de salud que requieren urgente atención médica especializada”, agregan.

Por otra parte, los presos políticos del caso Cumanacoa, los jóvenes hermanos Rodrigo y José Hernández, acusados con toda la dureza y abuso a la ley por el ex fiscal Franklin Nieves, quien fabricó y controló el caso contra los dos inocentes hasta lograr una larga decisión condenatoria.

Nieves, quien hoy se encuentra pidiendo asilo político en Estados Unidos a pesar de ser un violador a los derechos humanos confeso, siendo el autor de la injusticia contra los hermanos Hernández, debió provocar la libertad inmediata de estos y más tomando en cuenta que fue un caso del ex fiscal Franklin Nieves quien en este y otros casos, cometía delitos de prevaricación, es decir, fabricaba casos para culpar a inocentes.

Hemos registrado casos de presos políticos quienes, teniendo su boleta de excarcelación, siguen presos o se les revoca la orden de excarcelación manteniéndolos encarcelados por tiempo indefinido.

El régimen venezolano se aleja cada vez más de políticas que lleven a mejorar, flexibilizar y terminar con las persecuciones y encarcelamientos políticos. Pedimos a la comunidad internacional mantenerse vigilantes ante la deplorable situación de derechos humanos en Venezuela que de continuar como hasta ahora, el 2016 se vislumbra aun peor.

Compartir .

Dejar respuesta