VenAmérica: El régimen transformó las presidenciales en un megafraude

3

Foto: referencial

(06 de marzo de 2018. El Venezolano).- El régimen ha logrado transformar el fraude de la elección presidencial, en un megafraude: designarán a su antojo un presidente, centenares de diputados a los 23 parlamentos regionales y miles de concejales a los 335 municipios, consideró la junta directiva de VenAmérica al inaugurar su sede en el sur de Florida.

Lo único que cambia de una fecha a otra, es el número de posiciones a ser electas; no cambia el CNE, son los mismos ilegítimos rectores que no hacen otra cosa que arrimar las brasas a su sardina, son los mismos que en 10 días de actividad en el Registro Electoral, anunciaron que más de un millón 600 mil electores se habían inscrito o reubicado geográficamente, reza el texto emitido por esta organización.

VenAmérica exigió que se declare la nulidad del acto por el cual el Consejo Nacional Electoral, obedeciendo mandato de la írrita Asamblea Nacional Constituyente, convocó a elección presidencial para el período 2019-2024, ante la cual la mayoría de los gobiernos democráticos de América y el mundo han expresado que no reconocerán a quien resulte electo.

Lea también: Cámara de Diputados de Chile aprobó acuerdo en rechazo al régimen de Maduro

Aquí la declaración íntegra:

El  cambio de fecha y condiciones de la elección presidencial del 22 de abril al 20 de mayo encierra una significante transformación cuantitativa en su objetivo. Al diferir cuatro semanas las elecciones, el Consejo Nacional Electoral (CNE) hará conjuntamente con la elección del presidente de la República, la elección de miles de parlamentarios municipales y regionales. El régimen ha logrado transformar el fraude de la elección presidencial, en un megafraude: designarán a su antojo un presidente, centenares de diputados a los 23 parlamentos regionales y miles de concejales a los 335 municipios.

Lo único que cambia de una fecha a otra, es el número de posiciones a ser electas; no cambia el CNE, son los mismos ilegítimos rectores que no hacen otra cosa que arrimar las brasas a su sardina, son los mismos que en 10 días de actividad en el Registro Electoral, anunciaron que más de un millón 600 mil electores se habían inscrito o reubicado geográficamente, lo cual es a todas luces imposible hacer en ese tiempo, con las oficinas y horas-hombres que se dispusieron al efecto, dicho de otra manera, son cambios hechos por ellos mismos al continuar manipulando el Registro Electoral.

No han cambiado las condiciones, al no aceptar observadores electorales internacionales independientes; al no comprometerse a impedir la intervención de los colectivos armados, paramilitares del régimen que amedrentan a los electores; al mantenerse la inhabilitación de partidos políticos y de líderes, algunos de ellos presos; al no tener un cronograma electoral ajustado a los lapsos legales, en fin, al no garantizar un proceso transparente y confiable.

Por tal motivo, el pasado jueves 1° de marzo, el mismo día en que el CNE difirió la fecha de la elección del 22 de abril al 20 de mayo, los directores de VENAMERICA, actuando en nombre y representación de esta, introdujimos ante la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia un amparo constitucional debidamente fundamentado en hechos y en el Derecho, que hoy damos a conocer a la opinión pública. Este es el petitorio que hicimos a la justicia:

1) Que se declare la nulidad del acto por el cual el Consejo Nacional Electoral, obedeciendo mandato de la írrita Asamblea Nacional Constituyente, convocó a elección presidencial para el período 2019-2024, ante la cual la mayoría de los gobiernos democráticos de América y el mundo han expresado que no reconocerán a quien resulte electo.

2) Que solicite a la Asamblea Nacional designar de inmediato nuevos rectores del Consejo Nacional Electoral, que llenen los requisitos constitucionales.

3) Que se ordene la actualización del Registro Electoral, particularmente para los venezolanos en la diáspora, atendiendo la realidad actual de los lugares más poblados por compatriotas que se han visto obligados a emigrar, en número ya cercano a los cuatro millones, lo que significa bastante más del 10 % de los venezolanos.

El régimen una vez más ha cerrado la salida electoral, estamos obligados a encontrar otra puerta de salida a esta dictadura que responde al terrorismo y al narcotráfico internacional, que han invadido al país conjuntamente con fuerzas militares de Cuba, Irán, China y Rusia. Ante esta realidad, hoy VENAMERICA trabaja en una doble vía: en lo interno, en la formación de un Frente de Concertación Nacional o, como la denominó el Padre Luis Ugalde, una Alianza Democrática para la Liberación, y en lo externo, en la puesta en marcha de la Fuerza Multinacional de Liberación, que solidaria con los venezolanos, nos brinde el apoyo necesario para restablecer la normalidad institucional, enfrentar el hambre y las enfermedades -la grave crisis humanitaria que hace morir a niños, adultos y ancianos-  e  iniciar el camino de la reconstrucción del país que dejamos de ser.

Cuando en un Estado soberano se produzca violación masiva y sistemática de los derechos humanos, o situación de emergencia derivada de guerra civil, genocidio o hambruna, la comunidad internacional, los otros Estados y organismos multilaterales, tienen la obligación de intervenir, es lo conocido como injerencia humanitaria. Lo antes dicho es lo que ocurre en Venezuela, donde el régimen, como política de Estado, mantiene secuestrados a los ciudadanos e instituciones, crea y estimula la crisis y la muerte, para someter y doblegar la población, en su empeño de hacer sobrevivir un status quo que solo beneficia al terrorismo y al narcotráfico internacional. Tan cierto es lo que afirmamos, que el gobierno impide ponerle fin al genocidio, al no permitir que ingresen las donaciones de alimentos y medicinas que abundante y espontáneamente se han ofrecido, desde diferentes instancias. Eso rompería su estrategia.

Hoy, los venezolanos solos no podemos salir de esta situación dramática y delictual, nuestra Fuerza Armada está intervenida no solo por el G-2 cubano, sino por grupos terroristas internacionales, y no tiene la posibilidad de ser -como lo fue y volverá a ser- guardiana y defensora de la libertad, la democracia y los derechos humanos. Hoy requerimos de ayuda internacional humanitaria, la cual seguimos procurando ante los países amigos y hermanos de Venezuela, al fomentar la creación de la Fuerza Multinacional de Liberación.

Así lo declaramos hoy acá, desde Doral, al abrir las puertas de la sede de VENAMERICA en el sur de Florida. Desde aquí contribuiremos, más y mejor, a la libertad de Venezuela.

Doral, 6 de marzo de 2018.

Share.