Una vez más Trump fracasa, republicanos no logran derogar el Obamacare

1

Archivo

(28 de Julio de 2017. El Venezolano).- Una vez más las cosas no salen como el presidente estadounidense Donald Trump esperaba y es que su promesa de eliminar el Obamacare fracasó.

Los republicanos minados por los desacuerdos internos fallaron de nuevo este viernes en su intento de derogar la reforma sanitaria de Barack Obama. El momento decisivo de la votación, que se prolongó hasta la madrugada del viernes, fue cuando el senador John McCain, recientemente diagnosticado de cáncer cerebral, se alió con dos republicanos moderados y todos los demócratas en la oposición a la reforma legislativa.

Lea también: McConnell presentará nueva versión de Obamacare y la someterá a votación

La medida fue rechazada por 51 votos en contra y 49 a favor. “Tres republicanos y 48 demócratas le fallaron al pueblo estadounidense”, reaccionó Trump en Twitter. “Como dije desde el principio, dejemos que Obamacare implosione, luego negociaremos”.

AFP/ Manifestación por el Obamacare ante el Capitolio estadounidense en Mayo

“Fue una gran desilusión”, dijo a sus colegas el líder de la bancada republicana, Mitch McConnell, tras una de las votaciones más tensas de los últimos años en el Senado. “Lamento que nuestros esfuerzos fueran insuficientes esta vez”.

El fracaso supone un duro golpe para el liderazgo republicano y para Trump, quien ha prometido una y otra vez la derogación y sustitución de la ley Affordable Care, aprobada por su predecesor Obama, en 2010.

La votación del viernes, la última de una serie de esfuerzos infructuosos para abolir la norma, se refería a un proyecto de ley conocido como “derogación de mínimos” que habría eliminado solo algunas partes de la ley, como la obligación de hacer que los particulares adquieran un seguro de salud so pena de una multa, así lo destaca AFP.

Pero algunos republicanos, McCain entre ellos, criticaron el proyecto de ley y les preocupaba que la cámara baja cambiara de opinión y aprobara el proyecto, enviándolo automáticamente ante el presidente Trump, quien ya solo tendría que promulgar la ley.

Los republicanos controlan las dos cámaras del Congreso, pero solo cuentan con 52 escaños de 100 en el Senado, por lo que cualquier defección es un golpe prácticamente mortal.

 

Compartir .

Dejar respuesta