Trump: “Despotismo cruel no puede extinguir la llama de libertad en los corazones cubanos”

1

Referencial

(20 de mayo de 2017. El Venezolano).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó este sàbado que el “despotismo cruel” no puede apagar el anhelo de libertad de los cubanos, quienes merecen un gobierno que defienda de manera pacífica los “valores democráticos”.

En un comunicado emitido por la Casa Blanca, el presidente hizo esa afirmación con motivo de su felicitación a “la comunidad cubano-americana y el pueblo de Cuba” por el Día de la Independencia del país caribeño, que se recuerda cada 20 de mayo.

“El pueblo cubano merece un gobierno que de manera pacífica defienda los valores democráticos, las libertades económicas, las libertades religiosas y los derechos humanos. Y mi administración está comprometida con el logro de esa visión”, subrayó Trump.

Lea también: Trump llegó a Arabia Saudita en su primera gira internacional como presidente

El mandatario recordó a “patriotas como José Martí, quien se dedicó a hacer de Cuba una nación económicamente competitiva y políticamente autónoma”.

“Él -remarcó- nos recuerda que el despotismo cruel no puede extinguir la llama de la libertad en los corazones de los cubanos, y que la persecución injusta no puede alterar los sueños de los cubanos para sus hijos de vivir libres sin opresión”.

Reseña EFE, que el gobernante republicano también honró a “las generaciones de cubano-americanos que han hecho contribuciones destacadas a nuestro país al compartir su cultura y talentos”.

“Dios bendiga al pueblo de Cuba y a nuestros amigos cubano-americanos que llaman hogar a los Estados Unidos”, agregó Trump.

El pasado febrero, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, adelantó que el Gobierno de Trump dará prioridad a los derechos humanos en la “revisión completa” que está haciendo de la política estadounidense hacia Cuba.

Desde entonces ha habido pocas noticias sobre avances en esa revisión, y no se ha informado de ningún contacto entre el Ejecutivo de Trump y el del presidente cubano, Raúl Castro.

Durante el proceso de elecciones primarias en 2015 y 2016 en Estados Unidos, Trump fue el único aspirante republicano a la Presidencia que apoyó la política de apertura hacia Cuba iniciada por su antecesor en la Casa Blanca, el demócrata Barack Obama (2009-2017).

Sin embargo, en su búsqueda de votos en Florida en las elecciones generales, Trump prometió que “revocaría” las medidas ejecutivas de Obama “a no ser que el régimen de los Castro” restaurara “las libertades en la isla”.

El mandatario parece haberse acercado a la línea dura hacia Cuba de otros miembros de su partido, como el senador republicano Marco Rubio, quien el pasado 9 de mayo instó a Trump a “recalcular las concesiones que se han hecho a la dictadura cubana”.

Compartir .

Dejar respuesta