Joven de nacionalidad alemana-iraní fue responsable de tiroteo en Múnich

0
Reuters

Reuters

(23 de julio de 2016. El Venezolano).- Las autoridades alemanas se encuentran aún investigando las múltiples interogantes que dejó el atacante del centro comercial Olympia de la ciudad de Múnich, puesto que se determinó que no tenía nexos con el Estado Islámico o con alguna otra organización extremista.

Lea también: Así inició el tiroteo registrado en la ciudad alemana de Múnich

Se trata de un estudiante de 18 años que nació y creció en Múnich, que disponía de doble nacionalidad germano-iraní y no era refugiado ni inmigrante, según señalaron las autoridades este sábado durante un rueda de prensa.

Lea también: Presidente de Alemania: “El ataque asesino de Múnich me horroriza”

Asimismo, indicaron que su cuerpo fue hallado a un kilómetro del centro comercial a a las 20:30 hora local, dos horas y media después del ataque, y creen que se suicidó, reseña BBC Mundo.

No obstante, las motivaciones que lo llevaron a ejecutar el fatal ataque aún son desconocidas. Hubertus Andrä, jefe de la policía de Múnich, destacó que el joven no tenía antecedentes criminales y que dijo que “la explicación de este crimen es absolutamente incierta”.

Lea también: Obama ofrece “toda la ayuda” necesaria a Alemania tras tiroteo

El jefe de la policía agregó que hasta los momentos no han hallado evidencia alguna de una posible relación con el grupo autodenominado Estado Islámico (EI).

La canciller alemana Angela Merkel expresó que “probablemente se radicalizó por su cuenta“. La líder ofreció una conferencia de prensa en Berlín, donde se reunió de emergencia con el consejo de seguridad nacional.

Luego de registrar la casa del atacante en el distrito Maxvorstadt, donde vivía con su familia, oficiales encontraron documentación que demostraría que había investigado sobre ataques similares previos. El joven se había enfocado, entre otros, en el tiroteo que el 22 de julio de 2011 dejó al menos 77 muertos en un campamento estudiantil en la isla de Utoya, en el sur de Noruega.

Los vecinos comentaron a medios locales privados que el autor del tiroteo de Múnich era un joven tranquilo que trabajaba ocasionalmente como repartidor de periódicos y con pocos contactos.

El fiscal de Múnich, Thomas Steinktaus-Koch, aseguró que están interrogando a gente que tuvo contacto con el atacante e indagando entre el material electrónico requisado. Además indicó que buscan entre su historial médico si tenía o no alguna enfermedad mental, “lo que podría encajar en el perfil”.

El atacante utilizó una pistola Glock 17 de 9 milímetros, cuyo número de serie fue “borrado de forma ilegal” y tenía en su haber 300 balas, precisaron las autoridades. Con esta arma perpetró un tiroteo en un restaurante McDonald’s y disiparó a los transeúntes en la calle Hanauer antes de entrar al centro comercial.

Share.

Leave A Reply