Suicidio o “suicidado”, por Emiro Albornoz

0

Cortesía de EFE

(11 de octubre del 2018. El Venezolano).- Podrán decir cuánto quieran sobre la muerte del Concejal Fernando Albán,calificada por el régimen como un suicidio, pero para la gran mayoría del pueblo venezolano, Albán fue “suicidado”.

Son las contradicciones en las declaraciones  del Fiscal y del Ministro de Interior, al momento de anunciar la muerte del político que estaba preso, las que pusieron a la gente a dudar de la veracidad de las mismas y a pensar que no se trató de ningún suicidio.

Recordemos las declaraciones  del Fiscal el día del suceso; “Hemos tenido conocimiento del suicidio del Concejal Fernando Albán, quien estaba siendo investigado por el intento de magnicidio contra el presidente Nicolás Maduro (…) El concejal pidió ir al baño y, estando ahí, se lanzó al vacío desde el piso 10”.

Veamos las del Ministro  Reverol:   “En el momento que el detenido iba a ser trasladado al tribunal, encontrándose en la sala de espera del Sebin, se lanzó por una ventana de las instalaciones cayendo al vacío, ocasionándole la muerte”.

Leer más: Diputada Solorzano: El Sebin se niega a recibir un documento para recibir pruebas sobre la muerte de Albán

Da la casualidad que horas antes de conocerse el hecho, su partido Primero Justicia, exigía que el Concejal fuera presentado para  saber de su integridad física pues desde  su detención  no habían cumplido con este procedimiento, mediante su cuenta Twitter::”Fernando Albán, secuestrado por el Sebin el pasado viernes, aún no ha sido presentado en tribunales. Exigimos su traslado inmediato al Palacio de Justicia para la audiencia de presentación”.

La versión del suicidio no fue bien recibida por líderes opositores, allegados y familiares, quienes describieron a Albán como alguien muy religioso e incapaz de pensar en tal opción.

Hasta la iglesia católica venezolana emitió un comunicado a través del cual deploraba el hecho y exigía al gobierno el esclarecimiento del suceso.

El diputado Julio Borges aseguró que lo estaban presionando para que culpara a otros dirigentes del atentado del 4 de agosto. Y denunció que el cuerpo del concejal había sido lanzado al vacío cuando ya estaba sin vida.

Once Gobiernos del continente: Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Paraguay, Perú y Santa Lucía, expresaron la “profunda preocupación por la trágica muerte” de Albán, militante del partido Primero Justicia, ocurrida este lunes “en circunstancias aún no esclarecidas”.

Leer más: Ministro español Exteriores: muerte de Albán recuerda a época franquista

Igual lo hizo la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos  quien anunció que investigará de manera independiente la muerte del opositor en el ámbito del informe que realiza el Consejo de Derechos Humanos sobre los abusos cometidos en Venezuela.

Toda esta situación ha hecho que las dudas de los venezolanos cubran las verdaderas causas de la muerte de Albán, y crean que fue “suicidado”,

Pero es que también llama poderosamente la atención la forma como el Fiscal de la revolución ha manejado el caso y se nota un empeño febril en dar por muy ciertas las tesis o declaraciones del régimen que hablan de suicidio.

La historia nos lleva a recordar algunos sucesos similares y el comportamiento de los gobiernos en los cuales se dieron tales hechos,.

Cuando muere Jorge Rodríguez, en un calabozo a causa de golpes recibidos para sacarle la información de donde tenían secuestrado a William Frank Niehous, Vicepresidente de la transnacional del vidrio Owens Illinois (Rodríguez, padre de Jorge Rodríguez, ministro de información, y Delcy Eloina Rodríguez, vicepresidenta de la república, era el jefe del grupo terrorista guerrillero que había secuestrado’ al industrial norteamericano y lo tuvieron cautivo durante casi tres años, separado de su esposa y de sus hijos, quienes tuvieron que marcharse a los Estados Unidos sin saber si estaba vivo o muerto) el Ministro del Interior de ese entonces, Octavio Lepage, dio la cara al país, ordenó una averiguación y resultaron detenidos los culpables del crimen y sentenciados a prisión, pena que cumplieron.

Leer más: ¡Más rechazo! Francia convocó al embajador venezolano por la muerte de Albán

Antes, en junio de 1966, corría el gobierno de Raúl Leoni, fue encontrado muerto en su calabozo, el guerrillero Fabricio Ojeda, quien junto con grupos insurgentes trataba de tumbar el gobierno democrático de   Leoni. Ojeda estaba colgado de un cable. El gobierno presentó el caso como un suicidio, pero los camaradas de entonces, los comunistas que pretendían adueñarse del país, jamás aceptaron la versión del suicidio y manifestaron que había sido asesinado y luego colgado..

Fernando Albán, se suicidó según el régimen. Pero la oposición y la voz del pueblo que es la voz de dios, dice que no es un suicidio.

Pero ayudemos un poco al régimen de Nicolás Maduro para que su tesis del suicidio de Albán la crea el país. Es de suponer que en el Sebin todas las áreas tienen cámaras de video para seguir paso a paso los movimientos que allí se dan.

Leer más: Mercosur: Exigimos que el gobierno venezolano realice una investigación exhaustiva sobre el caso Albán

Presidente Maduro, ordene al Sebin que tomen esos videos que grabaron el momento cuando inexplicablemente Fernando Albán brinca como una gacela, sin dar tiempo a que sus guardianes lo agarren, tiene chance de abrir la ventana que no debiera existir o estar abierta, y brinca al vacío para “autosuicidarse”.

Share.

Leave A Reply