¡Socorro! ¡Que viene el lobo! por Jorge Barroso

0

EFE

(18 de mayo de 2016. El Venezolano).- El cuento del lobo volvió a la escena política venezolana. Mismos protagonistas, mismo guión. ¡Diferente contexto!

Que el presidente Maduro acuse nuevamente a factores externos de intentar derrocarlo, a través de un golpe de Estado, para justificar la aplicación de nuevas medidas excepcionales contra el pueblo, no es novedad. Lo que sí es novedad es la poca credibilidad con la que, en esta oportunidad, han resonado sus denuncias en los oídos de los venezolanos y de la comunidad internacional.

¡Ya no lo quieren señor Maduro! Quizás nunca lo hicieron. Es momento de aceptarlo.

No pongo en duda que las nuevas acusaciones contra Washington, Bogotá y Madrid, tengan algo que ver con su baja popularidad: 15% sí acaso. Tampoco dudo que sean parte de su empeño en boicotear el revocatorio para sacarlo del poder lo antes posible, por la altísima probabilidad que tenemos de ganarlo. Algo de eso adelantó hace algunos días, cuando aseguró que la Constitución lo habilita para suspender eventos electorales en situaciones de emergencia económica. Espero equivocarme, pero creo que por ahí va la cosa.

Y ante esa posibilidad solo le sugiero que ¡no juegue con la voluntad del pueblo, presidente Maduro!

En Venezuela hay hambre, cansancio y descontento. No habrá decreto, ni cuento del lobo que detenga las ganas de cambio que se transpiran en cada esquina, y cada hogar de nuestra Patria. Las calles han hablado con fuerza en las últimas semanas, y lo seguirán haciendo, así que no subestime a los millones de ciudadanos que pese al miedo, amedrentamiento y traumas del pasado, firmamos para solicitar su salida del poder.

Quitando poderes a la Asamblea Nacional, electa por voto popular el pasado 6 de diciembre, no resolverá la crisis económica que sufrimos y lloramos como país. ¡Qué lástima que aún no hayan entendido que ya no aguantamos más equivocaciones!

Si bien es cierto, el Estado de Excepción de Emergencia Económica publicado en el decreto presidencial 2.323 está enfocado en superar aspectos económicos, políticos, sociales y ambientales a fin de mejorar la situación del país, pero también limita, y de manera descarada, algunas competencias de nuestro Parlamento; y eso es inaceptable

¿Cuál es el miedo? ¿Por qué impiden al Poder Legislativo que imponga el control y las sanciones políticas contra las autoridades del Poder Público y altos funcionarios? ¿Tendrá esto algo que ver con la moción de censura que intenta aplicar la Asamblea Nacional contra el Ministro de Alimentación, ante su evidente responsabilidad en la crisis alimentaria?

No permitiremos que nuestros derechos sigan siendo cercenados por un gobierno incapaz que lo único que ha hecho en los últimos 3 años ha sido colocar trabas a los ciudadanos de bien que sabemos que Venezuela quiere y puede cambiar.

¡UNIDOS superaremos cada obstáculo!

¡Por Venezuela vale la pena seguir luchando!

Por Jorge Barroso

Share.

Leave A Reply