Sociedades internacionales de nefrología piden al régimen abrir canal humanitario

2

(14 de abril de 2018. El Venezolano).- La Sociedad Internacional de Nefrología y la Sociedad Latinoamericana de Nefrología e Hipertensión manifestaron su preocupación por la crisis de salud que viven los pacientes renales en Venezuela.

Las organizaciones, que agrupan entre las 2 a 32.000 miembros afiliados en todo el mundo, denunciaron que en Venezuela no se tienen los recursos para garantizar la atención de pacientes con lesión renal aguda, enfermedad crónica, requerimiento de diálisis ni la posibilidad de hacer trasplantes de riñón.

Según lo reseñado por El Nacional, ambas sociedades solicitaron en el comunicado al gobierno venezolano que permita abrir un canal humanitario para mejorar los programas de atención al enfermo renal y garantizar las diálisis.

“Nuestras organizaciones son solidarias con el pueblo venezolano, con pacientes con enfermedad renal y con la Sociedad Venezolana de Nefrología. Instamos al gobierno venezolano a reconocer este grave problema y a asegurar que todos los programas de atención a la salud renal, y la prestación de diálisis y trasplante renal sean restaurados y adecuadamente financiados para mejorar la calidad de vida y la salud de los pacientes renales”, cita el comunicado.

El 5 de abril la Organización Panamericana de la Salud informó que Rusia envió 8,5 toneladas de medicamentos para abastecer 10 hospitales del país en los estados Aragua, Bolívar, Carabobo, Distrito Capital, Lara, Mérida, Sucre y Zulia, lo que indica que el gobierno venezolano está permitiendo la cooperación internacional para paliar la escasez de medicamentos y la crisis sanitaria.

Esta semana las ONG Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida y Acción Solidaria comenzaron una campaña para recaudar fondos en divisas con el objetivo de comprar medicamentos para los enfermos crónicos.

Feliciano Reyna, presidente de Acción Solidaria, informó en un foro en la Academia Nacional de Medicina sobre la ayuda que llega desde otros países para paliar la escasez de medicinas.

Los activistas calculan que hay 4.700.000 personas afectadas por la crisis de salud en estos momentos, por lo que ambas ONG piden que el gobierno amplíe la cooperación internacional para que entre más ayuda de la OPS.

Lea también: ¡Increíble! Una batería para carro cuesta más de 54 salarios mínimos

Share.