¡Sin escapatoria! Martes 13, ¿Ni te cases, ni te embargues…?

0

Referencial

(13 de diciembre de 2016. El Venezolano).- Todos tienen miedo al Martes 13, es una fecha que en gran parte de Latinoamérica y Europa, es considerada de mala suerte. Hasta existe una palabra que designa una fobia a este día: trezidavomartiofobia o triscaidecafobia.

Y es que tal día tiene hasta un dicho, que suele ser repetido hasta que no pueda salirte de la mente, “Martes 13, ni te cases, ni te embargues, ni de tu casa apartes”.

Según la mitología griega, Marte, es el Dios de la guerra, por lo cual el día martes está regido por el planeta rojo, el de la destrucción, la sangre y la violencia. Además, la leyenda dice que un día martes 13 se produjo la confusión de lenguas en la Torre de Babel.

Por su lado, el número 13 desde la antigüedad fue considerado como de mal augurio ya que en la Última Cena de Jesucristo, 13 fueron los comensales; la Cábala enumera a 13 espíritus malignos, al igual que las leyendas nórdicas; en el Apocalipsis, su capítulo 13 corresponde al anticristo y a la bestia. En el Tarot, este número hace referencia a la muerte.

Aunque actualmente, existen cadenas hoteleras y aeropuerto que evitan utilizar esos números. Para que evites la mala suerte, el Diario Popular elaboró una lista con cosas comunes y respetadas en gran parte del mundo:

Pasar por debajo de una escalera da mala suerte

Siempre se ha escuchado que cruzar una escalera por dejado es de muy mala suerte, muchos prefieren abordarla, esto se debe, que la misma esta apoyada contra la pared, el cual forma un triángulo, que identifica el símbolo de la Santísima Trinidad. Antiguamente el pueblo pensaba que estaba prohibido pasar por debajo de este arco sagrado.

Otra versión plantea que este triángulo corresponde al que formó la escalera por la cual se bajó el cuerpo de Cristo con la Cruz y el suelo. Se decía que en este triángulo vivían la maldad y el diablo.

A veces, suele suceder, que personas cruzan por debajo de una escalera por estar despistados, la manera de salir de tan macabro hechizo es, cruzar los dedos hasta ver un perro, escupir tres veces a través de los escalones o una vez por encima del hombro derecho, escupir en el zapato y continuar el camino sin volverse hasta que la saliva esté seca

Referencial

Romper un espejo da mala suerte

Verse en un espejo roto, siempre ha sido mal visto en cualquier lugar del mundo, puesta esta creencia, vienen en parte, de todo el Occidente cristiano. En las sesiones de catoptromancia (adivinación mediante espejo) de los antiguos griegos, la rotura del espejo anunciaba la muerte. Es probable, sin embargo, que esta superstición obedezca a la idea de que la imagen reflejada en el espejo es el doble o el alma de quien los utiliza y que, en consecuencia, romperlo equivale a poner su vida en peligro.

No te cruces con un gato negro

En Egipto el gato estaba considerado como la reencarnación de los dioses en el trance de comunicarse con los hombres y manifestarles su voluntad. Los gatos también eran momificados y todo aquel que se atrevía a matar un gato era acreedor de la pena de muerte.

El gato negro puede traer buena o mala suerte dependiendo del lugar y la circunstancia de su encuentro: unos dicen que el gato negro es portador de mala suerte, mientras que otras creen que la mala suerte la trae el rojo.

 

 

Abrir un paraguas dentro de una habitación

Abrir una sombrilla en un lugar cerrado, va más allá de la mala suerte, incluso puede llevar a la muerte. Esta superstición es relativamente reciente, puesto que los paraguas, como tales, no fueron introducidos en Europa hasta el siglo XVII.

Su simbología procede, no obstante de los parasoles orientales, símbolos de la realeza que dimana de la divinidad, y del palio. Desde ese ángulo, se interpretaba que usurpar la condición divina por medio del uso del paraguas o la sombrilla e interrumpir el itinerario del reino de la luz (el sol) contribuía a desairar a los dioses y sólo se permitía que, excepcionalmente, sustituyera al recinto personal de cobijo y protección (la casa) en las salidas al exterior.

Referencial

Tirar la sal

Al ser la sal un elemento de la tierra, un compuesto de sodio que desde la antigüedad se consideró protectora frente al maleficio y la portadora de buena suerte, puede que esta superstición esté relacionada con la importancia de la sal como conservante de alimentos. Pero también la sal simboliza la alianza del hombre con la divinidad.

Hay un remedio para conjurar la mala suerte: echar una pizca de sal por encima del hombro izquierdo, porque de este modo se ciega al diablo y a los malos espíritus, o tirar agua por la ventana.

Es de mal agüero derramar de forma involuntaria la sal o que se caiga un salero: el responsable de ese fatal descuido verterá tantas lágrimas como granos de sal se hayan desperdigado.

Una vez expuestos los orígenes y probables soluciones para estas supersticiones, se puede salir con seguridad a la calle, pero mejor esperamos a mañana, que ya será miércoles 14.

Compartir .

Dejar respuesta