¿Será absoluta? Científicos confirmaron que el dinero sí da la felicidad

0

El Nacional

Son muchos los estudios que intentan demostrar de forma empírica si algo tan simple y material como el dinero puede ser el elixir de la felicidad eterna del ser humano. Si se formula la pregunta a alguien, muchos afirmarán que el dinero no compra la dicha de la persona. Sin embargo, otros muchos añadirán a su respuesta un tímido pero ayuda.

Por normas éticas y morales de la humanidad moderna, se quiere pensar que un montón de billetes y monedas no son la solución a la desgracia. Sin embargo, teniendo en cuenta que se está en una sociedad donde el consumismo se encuentra en cada esquina y sobre todo, donde además, la crisis económica ha dejado una gran brecha en la cartera de miles de personas, no sería una locura afirmar que el dinero sí da la felicidad, o mejor dicho, la tranquilidad.

En el selecto mundo de los millonarios, un grupo de científicos ha estudiado cómo varía la felicidad de la persona en relación al origen de su fortuna. Los resultados, obtenidos a partir de dos muestras de 4.000 personas, muestran que, como es de esperar, a mayor riqueza, mayor felicidad, pero esta debe ser exageradamente grande para alegrar a la persona. Ahora bien, los millonarios o millonarias que hayan ganado su fortuna por méritos propios será significativamente más feliz que aquel o aquella que la ha heredado. Por tanto, según este caso se confirma que de una forma u otra el dinero da, en mayor o menor medida, algo de felicidad.

Lea también: ¡Preocupante! Toma de ConocoPhillips podría traer graves consecuencias para Pdvsa

Un estudio anterior de la Universidad Case Western  determinó que, estadísticamente, los ingreso del hogar están fuertemente relacionados con el bienestar emocional y la evaluación de una persona sobre su propia calidad de vida. Para este se utilizaron los datos de individuos a lo largo del tiempo para demostrar que los ingresos pueden causar una reducción en las emociones negativas. También descubrió que un aumento en los ingresos puede reducir la incidencia de enfermedades mentales graves. Así que, en este caso, el dinero sí es determinante.

Share.

Leave A Reply