¡Inaceptable! Santos rechazó incursión de militares venezolanos en Colombia

1

Referencial

(23 de marzo de 2017. El Venezolano).- El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos rechazó la incursión de militares venezolanos en territorio venezolano con el propósito de instalar un campamento en esa localidad, durante una reunión con la canciller María Ángela Holguín, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, y altos mandos militares la presunta incursión y campamento de uniformados venezolanos en ese país.

“Acabo de hablar con el presidente Maduro a quien le manifesté que para Colombia es totalmente inaceptable la situación que se ha producido”, dijo Santos, sobre la instalación de un campamento militar venezolano en el fronterizo departamento de Arauca (este), adonde el mandatario desplazó “personal militar”.

El mandatario tenía previsto viajar en la mañana a Montelíbano, departamento de Córdoba (noroeste), para inaugurar la Sede Agroindustrial del Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena), pero su participación fue cancelada “por mal tiempo”, informó la Presidencia en su cuenta en Twitter.

Lea también: Cancillería: soldados venezolanos que llegaron arbitrariamente a Colombia se retiran del país

Según reseña AFP, más temprano, la Cancillería había anunciado en un comunicado que se pronunciaría “en las próximas horas” sobre la situación y “las medidas adoptadas para garantizar la soberanía colombiana”, luego de “la inspección en el sitio y del encuentro con las autoridades del vecino país”, previstos para esta mañana.

Según el texto, el miércoles, “en horas de la tarde”, Holguín y Villegas se comunicaron con sus pares de Venezuela, Delcy Rodríguez y Vladimir Padrino, “tras recibir información de las Fuerzas Armadas de Colombia sobre la instalación de un campamento militar venezolano en el municipio de Arauquita, departamento de Arauca”, muy cerca del límite binacional.

“De inmediato, los dos ministros enviaron a la zona a los encargados del tema en cada ministerio”, apuntó el texto.

 Colombia y Venezuela comparten una porosa frontera de 2.200 kilómetros. En 2015 y 2016, la relación bilateral estuvo marcada por la tensión generada tras el cierre de la línea limítrofe, ordenado por el presidente Maduro aduciendo problemas de contrabando, narcotráfico y seguridad.

Share.

Leave A Reply