Salas Römer vuelve a alertar sobre situación venezolana

0
Archivo

Archivo

(15 de julio de 2016. El Venezolano).- Pocos días antes del cierre de la campaña presidencial venezolana de 1998, en un debate televisado, Henrique Salas Römer, quien medía fuerzas con el fallecido Hugo Chávez, lanzó un alerta profético; ahora vuelve a producir declaraciones y una advertencia, 17 años después.

“Solo quedan dos opciones, uno de nosotros será presidente, y aquel que resulte electo marcará con su carácter… con su capacidad… con su intención de unir o desunir a los venezolanos, todo lo que va a ocurrir en Venezuela en los próximos quince años”, había dicho el fundador la Asociación de Gobernadores de Venezuela y excandidato presidencial.

Por la exactitud con que se cumplió el vaticino y ante la magnitud de la crisis constitucional y humanitaria que hoy vive el país, Carlos Luis Galán, del Canal CB24, entrevistó vía Skype a Salas Römer. La entrevista propiamente se inició luego de mostrar el video en el que el entonces candidato presidencial hacía la advertencia profética.

“Creo que nadie se imaginó, que un país tan rico como Venezuela, que además fue favorecido por la mayor y más prolongada bonanza petrolera que haya conocido cualquier país, podría llegar, víctima de la pillería e inescrupulosidad mas espantosa, a la situación de hambruna que vive gran parte de la población; a un colapso total de los servicios médicos, y a la entrega de la seguridad al hampa. Lo ocurrido en Venezuela es inimaginable. Y le ocurre a un país que había transitado más de 40 años de ininterrumpida vida democrática”, dijo el político tras ser consultado sobre la actual crisis.

Sobre una posible salida a la crisis, Salas Römer considera que el revocatorio “es una etapa que hay que recorrer”.

Opina que no es la solución definitiva “porque la crisis es demasiado profunda. No podemos pensar que una simple elección le dará un vuelco a la realidad actual. Como te dije, en el 98 yo también planteé un cambio radical. Era necesario. Había que cambiar muchas cosas que andaban mal, pero una cosa es cambiar, conservando todo aquello que está sano, y otra muy distinta acabar con todo, comenzando con la infraestructura física, el sustrato cultural del venezolano, los factores de producción. De manera que lo que se plantea hoy de cara al futuro es muy distinto y mucho más complejo. Si en el 98 pretendíamos restaurar un edificio que tenía fallas importantes pero que en esencia estaba sólido, ahora hay que plantearse comenzar desde el quinto sótano, es decir, reconstruyendo el andamiaje moral y material del país”.

“Es un proceso que va a tardar años y que requiere de un gran consenso y además de una conducción firme, de muchísima autoridad y además de elevada credibilidad nacional e internacional. De manera que el referéndum revocatorio no es algo que resuelve por si solo el drama que se vive, pero hay etapas que hay que cumplir y una de ellas, sin duda alguna, es el referéndum revocatorio, una formula prevista en la Constitución, sin lo cual podríamos fácilmente caer en una etapa de caos, en un baño de sangre, literalmente un baño de sangre, cuando existe una amenaza latente de que pueda producirse por falta de alimentos,una situación parecida, aunque quizás de menor dimensión, que la que está ocurriendo en Siria”, dijo también.

Agregó que el presidente del país, Nicolás Maduro, “sigue órdenes directas de Cuba, cosa que no hacía Hugo Chávez, quien pretendía ser heredero de Fidel. Por eso, al establishment imperial cubano, Hugo Chávez le era incómodo. Pero no olvidemos que Maduro heredó de Chávez un paquete terrible, y si bien ha cometido graves errores, y tiene sus propias responsabilidades, el paquete que heredó no era fácil de manejar. Ahora imagínate que el problema que heredó Maduro lo heredara un presidente opositor, y que en 90 días, el pueblo le exigiera soluciones aceleradas al drama que he intentado describir. No sería fácil manejarlo”.

“Si hemos de triunfar, debemos comenzar por ser sinceros con nosotros mismos. El daño que se le ha hecho al país es demasiado grande y la solución no va ser como pasar un suiche, no. Tendremos que ir quemando etapas hasta encontrar un camino cierto hacia la normalización de la vida económica y democrática del país”, sentenció.

Compartir .

Dejar respuesta