Revolcatorio, por Bernard Horande

1
Foto: Run Run

Archivo

(13 de octubre 2016. El Venezolano).- El 29 de Octubre es el día siguiente a los tres días de recolección de huellas para el Referéndum Revocatorio. ¿Qué va a pasar ese día?

Lo previsible es que ese día, o el 30, o el 1 de Noviembre, las rectoras del CNE anuncien que, cumplido el trámite, se tomarán un cómodo y largo mes para verificar lo que, tanto por vía electrónica en los servidores del CNE como por evidencia pública y constatación física, ese mismo día ya sabremos: que durante el 26, 27 y 28 de Ocubre se habrá recogido no sólo el 20% necesario para activar el RR sino bastante más que eso.

Ahora bien, ¿se va a calar el país esperar 30 días innecesarios que disparan automáticamente el RR para el 2017?

Maduro y el grupito cada vez más reducido que insiste en seguir el poder en Venezuela, saben perfectamente que para ellos el RR no es un Revocatorio sino un “Revolcatorio”. Más del 85% del país los quiere ver fuera del poder.

La gente sabe que con estos personajes perversos gobernando, en Venezuela lo que va a agudizarse es la pobreza, el hambre, la inseguridad, la inflación y las enfermedades.

Los venezolanos estamos hartos. Todos. En todas las clases sociales, el sentimiento es el mismo. Me atrevería a decir que, hoy en día, en los sectores populares, el deseo de sustitución total de los actuales gobernantes es aún mayor. Estos sectores han sido los más afectados.

Se están dado contactos entre gobierno y oposición. Se barajan nombres dentro del chavismo para la sustitución de Maduro, vía Vicepresidente: Aristóbulo, Padrino, El Aissami, Diosdado, Jorge Rodríguez y hasta Cilia. Todos en carrera.

La oposición no se queda atrás. Están lanzados varios para lo que venga: transición de dos años o mandato de seis.

La presión internacional no hace sino crecer. Lo reflejan los organismos internacionales más reconocidos. No hay gobierno de país serio que no juzgue severamente al régimen chavista. En el sector militar hay evidente descontento. La enorme mayoría no quiere verse perjudicada por acciones judiciales a futuro.

El objetivo no es la realización del RR. El objetivo es la salida de este funesto gobierno este mismo año 2016. Lo que queda para que se termine son escasos dos meses y medio. 75 días. Es decir: nada.

La MUD perdió la oportunidad este 12 de Octubre de hacer un gran acto de convocatoria de la gente y mostrar músculo. Está muy bien ‘practicar‘ la organización. Pero se ha debido agregar una exhibición de movilización y fuerza de calle.

Se ha podido, por ejemplo, recoger firmas en “referendos consultivos populares” en contra de las violaciones de la Constitución o en defensa de las atribuciones de la Asamblea Nacional o en pro de la Renuncia de Maduro.

Algunos dirigentes de la MUD se debaten en tonterías semánticas, como sustituir la frase “desobediencia civil” por la de “obediencia constitucional”. Por favor… ambas aluden a lo mismo: el artículo 350 de la Constitución. ¿Van a seguir en eso?

La MUD está en un momento crucial. Si el RR se le escapa para el 2017, y los ciudadanos perciben que los líderes y partidos de la organización opositora no hicieron los suficientes esfuerzos quemando todos los cartuchos disponibles, la credibilidad sufrirá inmensamente, con las esperadas consecuencias. ¿Implosión en el 2017?

Por cierto, la mayoría opositora en la Asamblea Nacional no se salvaría de este terremoto. A fin de cuentas, son los mismos.

Quizá el Revocatorio nunca se realice. Quizá sólo sea una herramienta. Me explico: si el régimen ve que se logra una fecha concreta para el RR en este mismo año 2016, lo más probable es una Renuncia. La fórmula: RR = R.

El venezolano está cansado. El régimen está más débil que nunca. En esta etapa cuasi definitiva, aspiramos de nuestra dirigencia política tres cosas: acertadas estrategias, oportunas acciones, y sobre todo, mucho coraje y contundencia para finalizar el trabajo encomendado.

Terminemos con esta pesadilla. Revoquemos y revolquemos este fatídico régimen. Ahora.

Por: Bernard Horande / La Patilla

Compartir .

Dejar respuesta