Recuperaremos lo robado a Venezuela: Sí se puede!, por Carlos Tablante

0

AFP

(05 de julio de 2016. El Venezolano).- A principios de año compartimos con ustedes nuestro optimismo en cuanto a la recuperación de los bienes robados a Venezuela por los corruptos. Son varios los ejemplos exitosos a nivel internacional que nos motivan a pensar que ello es posible.

Uno de los casos más cercanos, por tratarse de un país latinoamericano, es el caso peruano, específicamente el de Fujimori y Montesinos. Los funcionarios y expertos que lograron recuperar 162 millones de dólares robados al pueblo peruano, que estaban escondidos en Luxemburgo, estarán este viernes en Caracas para compartir su experiencia en el Foro Internacional de Recuperación de Bienes de la Corrupción organizado por las comisiones de Contraloría y Política Exterior de la Asamblea Nacional, con el apoyo del medio especializado en prevención de la corrupción y la legitimación de capitales, CuentasClarasDigital.

Igualmente, altos funcionarios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y del Instituto de Gobernanza de Basilea (Suiza) explicarán las oportunidades que tiene Venezuela de recuperar gran parte de los más de 300 mil millones de dólares que le han sido arrebatados a la alimentación, las medicinas, los hospitales, las escuelas, liceos y universidades, al servido de electricidad, agua y seguridad, en resumen, los recursos robados a todos los venezolanos.

Con la debida asistencia técnica y estratégica que fortalezca la capacidad legal y práctica, además de la imprescindible cooperación internacional, lograremos recuperar el dinero saqueado, parte del cual se encuentra actualmente en cuentas de altos funcionarios y sus cómplices necesarios del sector privado en bancos de EEUU, Panamá, España, Andorra, Suiza, Qatar, Hong Kong, Shangai y una decena de paraísos fiscales en el Caribe, Africa y Asia.

Sin embargo, no hablamos solo de dinero o bienes. El descaro producto de la impunidad total con la que actúa la casta gobernante los llevó a comprar bonos de la deuda pública venezolana con el dinero robado y ahora inclusive reciben el pago de intereses puntualmente, porque si algo no deja de hacer Maduro es cancelar esos intereses aunque medio país esté muriendo de hambre.

La recuperación de Venezuela y del dinero saqueado solo será posible luego que los venezolanos logremos abolir el actual Estado delincuente y se establezca el Estado de Derecho que señala la Constitución, a través del Revocatorio.

La idea es tener en ese momento un instrumento legal que permita acometer la labor, que no será rápida ni fácil – pero sin duda posible – y hacerlo sin pérdida de tiempo, ya que tiempo es precisamente lo que no tienen las urgentes necesidades vitales de los venezolanos.

Con el apoyo de expertos y organismos internacionales, y la iniciativa de los diputados Freddy Guevara (Contraloría) y Luis Florido (Política Exterior), la Asamblea Nacional promulgará pronto una Ley Especial para la Recuperación de Bienes Producto de la Corrupción. Con el marco jurídico establecido, podremos comenzar a estructurar equipos interdisciplinarios de contadores, economistas, auditores, abogados, en fin, todo el personal y la capacidad humana y técnica necesaria para acometer esta importante labor.

Como dijimos en el libro Estado Delincuente, en nombre del socialismo y de los pobres, el verdadero modelo promovido por el régimen ha sido el de una especie de capitalismo de casino donde unos pocos juegan a su antojo con los dineros de la mayoría del país, donde el dinero no es un medio sino el fin y buscan acumularlo por cualquier vía, sin ningún escrúpulo, produciendo daños irreparables en la población.

Por lo que nos han dicho los expertos internacionales, será la primera vez en la historia que un país emprenda la búsqueda y recuperación de una cantidad de la magnitud de la robada a Venezuela. Hará falta el concurso de muchos venezolanos y también de amigos extranjeros. Será un esfuerzo colosal donde, por cierto, la colaboración de los venezolanos que están en el exterior será fundamental a la hora de ubicar los bienes y el dinero robado .

Sin embargo, la condición indispensable para ello será salir de este régimen cleptocrático y kakistocrático, de la casta cívico-militar que se ha enriquecido de manera perversa en nombre de una supuesta revolución, en nombre de los pobres.

A pesar de la forma arrogante, ilegal e inmoral como la cúpula enquistada en el poder ha tratado de establecer una mordaza judicial a quienes reportan y denuncian la corrupción, los venezolanos lograremos liberar al país de su dominio. Y lo haremos con las herramientas de la democracia y de la Constitución. Revocatorio Ya!

Por Carlos Tablante/LaPatilla

Compartir .

Dejar respuesta