¡Qué elecciones más piches!, por Emiro Albornoz León

0

Foto: referencial / RunRun

(15 de mayo de 2018. El Venezolano).- Observando el desánimo del venezolano para participar en estas elecciones presidenciales del domingo 20 de mayo, convocadas, no hay dudas, de forma fraudulenta por un organismo que no tiene facultades constitucionales para ello, como es la ilegal asamblea nacional constituyente (así, con minúsculas), y nada mejor que calificarlas de “piches”, para utilizar un término muy popular.

Para los venezolanos la palabra piche determina algo de muy escaso valor. Las elecciones del 20 de mayo en realidad no tienen valor alguno porque el organismo que las convocó es espurio al saltarse los artículos 347 y 348 de la Constitución que establece claramente que es el pueblo venezolano quien convoca una asamblea constituyente, independientemente que la iniciativa de la misma haya salido del ciudadano Presidente de la república, de la Asamblea Nacional, de los Concejos Municipales reunidos en cabildo, o de la propia ciudadanía cumpliendo con los requisitos.

Pero también se le aplica el término de piche a los alimentos que entran en estado de descomposición y comienzan a emanar olores nauseabundos que inmediatamente le permiten a las personas percatarse que dichos comestibles no se encuentran en buen estado y por lo tanto no deben consumirse.

Las elecciones del domingo 20 de mayo se encuentran piches porque a la olleta revolucionaria que empleó Nicolás Maduro para que le convocaran esas elecciones como un traje a su medida, le echaron una serie de ingredientes tales como la invalidación de la tarjeta de la MUD, ante el miedo del régimen a esa tarjeta que los derrotó apabullantemente en las parlamentarias del 2015, anulación de partidos de oposición por caprichos del CNE de las alegres y pícaras comadres, encarcelamiento e inhabilitaciones de importantes líderes y potenciales candidatos presidenciales opositores, y tantas marramuncias más que cayeron en su interior, que hacen que de ella solo salgan pestilencias que han sido captadas por la mayoría del pueblo venezolano que ya tomó la decisión de no votar para no legitimar tan descarado fraude,

Las elecciones del domingo son una verdadera zarabanda en la cual participan y bailan pegados, el oficialismo con las comparsas de las instituciones dominadas por el régimen, con excepción de la muy legítima Asamblea Nacional, y un grupo de candidatos colaboracionistas que no tienen chance alguno, pero que tienen la misión encomendada de hacerle el mandadito a la revolución para ver cómo logran legitimar dichas elecciones que la mayor parte del mundo civilizado democrático ha cuestionado y no reconocerá.

El proceso electoral de este domingo está piche. Los venezolanos no quieren saber nada con eso. Saben que Maduro, quien por su pésimo y destructivo gobierno no le debe ganar a nadie en buena lid, con garantías, con observación internacional, tiene cantada la victoria por parte del CNE y hasta presumen la cantidad de votos que finalmente le asignarán, para anunciar la “tendencia irreversible” que asegura el triunfo del candidato oficialista.

Eso se ve en la calle. No hay animación para nada. Los actos de masa de Maduro han sido un fracaso, pero manipulan a su antojo las imágenes con las cámaras que ellos mismos llevan para divulgarlos.
Y qué decir del resto de los candidatos que le hacen comparsa, que son como séquitos. Ninguno llama la atención

En realidad, no parece que este domingo hubieran elecciones presidenciales.

Por Emiro Albornoz León

Share.

Leave A Reply