¿Puede Omar Vizquel acompañar a Luis Aparicio en el Salón de la Fama?

0

Referencial

(01 de diciembre de 2017. El Venezolano).- El criollo Omar Vizquel emprendió esta semana el tramo final que conduce al Salón de la Fama de las Grandes Ligas, en Cooperstown, al aparecer su nombre por primera vez en las papeletas de los candidatos a conformar la clase 2018.

El pulso decisivo que afronta el mejor campocorto venezolano de todos los tiempos por convertirse en inmortal es un escenario que se planteó una y otra vez desde que sus estadísticas adquirieron ribetes históricos, destacó MLB.

Al parecer hay una pelea en torno a la candidatura para el Salón de la Fama del venezolano Omar Vizquel, quien entró en la boleta por primera vez este año. Todo se debe a que Vizquel tuvo una carrera inusual, llena de muchas fortalezas, pero también de debilidades. Se ganó 11 premios Guante de Oro como campocorto, sólo por detrás de los 13 de Ozzie Smith.

También se retiró en el cuarto puesto de hits entre los torpederos, detrás de los miembros del Salón Honus Wagner, Cal Ripken y Robin Yount. Y seamos honestos, Yount no era un SS los últimos nueve años de su carrera, mientras que Ripken jugó en la tercera base mucho más de lo que la gente recuerda.

En el lado negativo de la historia, la realidad es que Vizquel no bateaba. El número de hits es bonito, pero Vizquel sumó un montón de imparables porque jugó toda la vida. Acumuló turnos hasta los 45 años. Pero no bateaba.

El sentir criollo razona que el caraqueño no debería quedar relegado en la elección como ocurrió con su colega y compatriota David Concepción. Para el aficionado del béisbol venezolano, Vizquel merece situarse al lado de Luis Aparicio, hasta el momento el único pelotero nacido en la tierra de Simón Bolívar que tiene una placa en el templo de Cooperstown.

Aparicio llegó a ser una estrella en una época en la que los peloteros latinoamericanos todavía no abundaban en las nóminas de los equipos de las Grandes Ligas. Ni hablar del contingente criollo que tuvo en él al sexto representante en el mejor beisbol del mundo con su debut el 17 de abril de 1956, cuando defendió el campo corto de los Medias Blancas de Chicago.

Aparicio fue Novato del Año de la Liga Americana; asistió a 10 Juegos de Estrellas; ganó nueve Guantes de Oro, se estafó 506 almohadillas y sacudió 2.677 imparables, por mencionar algunos registros que llegaron a ser referencias de la época, y su inducción al Salón de la Fama ocurrió en 1984, 11 años después de su retiro y a través del Comité de Veteranos.

Aquí están sus números:

  • Aparicio: .262/.311/.343, 2,677 hits, 394 dobles, 92 triples, 83 jonrones, 1,335 carreras anotadas, 791 empujadas, 506 bases robadas.
  • Vizquel: .272/.336/.352, 2,877 hits, 456 dobles, 77 triples, 80 jonrones, 1,445 carreras anotadas, 951 empujadas, 404 bases robadas.

Como pueden ver, Vizquel está por encima en más departamentos que Aparicio.

Durante 24 temporadas, la máxima cantidad para un jugador criollo, Vizquel se convirtió en una referencia obligada por su talento, profesionalismo y ética de trabajo que lo mantuvo alejado de noticias negativas, incluyendo la polémica del dopaje. Otro punto a favor.

Vizquel, no obstante, tendrá una dura competencia en su objetivo de ser inmortal y solo basta con decir que aparece en la planilla junto al cerrador Trevor Hoffman, el slugger zurdo Jim Thome, el bateador designado Edgar Martínez, los jardineros Vladimir Guerrero, Gary Sheffield y Larry Walker, y los tercera base Chipper Jones y Scott Rolen.

Vizquel necesitará sumar como mínimo 75 por ciento de los escrutinios para ser inmortal y, en caso contrario, debe reunir al menos 5% de los votos para asegurar su presencia en las papeletas de las elecciones venideras.

Los próximos días serán de intensos debates hasta que el próximo 24 de enero se conozcan los peloteros que ganaron el derecho de ser inmortales en Cooperstown.

Share.

Leave A Reply