Proyecto de ley de salud en EEUU divide a los republicanos

3

Foto: Referencial / HispanTV

(18 de julio de 2017. El Venezolano).- El Senado de Estados Unidos realizó un segundo intento de aprobar un proyecto de ley para reformar el sistema de salud, hecho que evidenció una división entre los republicanos.

Por medio del Twitter el presidente de la nación norteamericana, Donald Trump solicitó una derogación absoluta de la ley de salud de su predecesor, conocida como “Obamacare”, mientras que un senador de su partido propuso un cambio de enfoque hacia el bipartidismo.

Por su parte, el líder de la mayoría del Senado, el republicano Mitch McConnell expresó por medio de un comunicado que “lamentablemente, ahora es evidente que el esfuerzo para derogar y reemplazar inmediatamente el fracaso del Obamacare no tendrá éxito“.

Lea también: McConnell presentará nueva versión de Obamacare y la someterá a votación

McConnell, aparentemente respaldando el enfoque de Trump, de “comenzar desde cero” en un nuevo proyecto de ley de salud, anunció que trataría de presentar un nuevo proyecto de ley al Senado en los próximos días, pero que incluiría un retraso de dos años en su implementación para asegurar una transición suave.

En la noche del lunes, los senadores Mike Lee y Jerry Moran anunciaron en Twitter que no respaldarían el proyecto de ley en su forma actual, elevando a cuatro el número de republicanos que se oponen a la medida en el Senado, lo que en la práctica mató la versión revisada de la iniciativa.

Lea también: Pence asegura que “pesadilla” de Obamacare terminará pronto

“El Congreso ahora debe regresar al orden regular, celebrar audiencias, recibir datos de los miembros de ambos partidos” y aprobar un proyecto de ley que “finalmente brinde a los estadounidenses acceso a una salud de calidad y asequible”, dijo el senador republicano John McCain en un comunicado.

De acuerdo con Reuters , los acontecimientos del Senado tuvieron un impacto inmediato en los mercados financieros, y las bolsas de Asia retrocedían desde unos máximos en más de dos años, mientras que el dólar ampliaba las pérdidas.

Compartir .

Dejar respuesta