Prohibir entrada de Trump al Reino Unido podría ser usado “a su favor”

0
Foto: Referencial

Foto: Referencial

(18 de enero de 2016. El Venezolano).- Este lunes, diputados conservadores y laboristas argumentaron en el Parlamento británico que vetarle la entrada al Reino Unido al precandidato republicano a la presidencia de EEUU Donald Trump por sus comentarios sobre los musulmanes le convertiría en un “mártir” y podría jugar “en su favor”.

Los parlamentarios debatieron una petición que había recibido el apoyo de más de 575,000 firmas a través de internet en diciembre, después de que Trump propusiera prohibir el acceso a Estados Unidos a todos los musulmanes, sin embargo, no hubo ninguna votación.

“El gran peligro de atacar a este hombre es que podemos darle un halo de victimismo. Le daríamos el papel de mártir, lo que puede ser visto como una ventaja para aquellos que le apoyan”, dijo el laborista Paul Flynn.

Por su parte, el conservador Edward Leigh  señaló que el estilo que tiene Trump para hacer campaña política se enmarca en la controversia y en “hacer declaraciones escandalosas”.

Antes del debate, tanto el primer ministro británico, el conservador David Cameron, como el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, habían descartado defender un veto a Trump.

Cameron afirmó el mes pasado en los Comunes que los comentarios del empresario estadounidense sobre los musulmanes “crean división” y son “estúpidos”, aunque se mostró contrario a prohibirle la entrada al país.

Corbyn, por su parte, dijo este fin de semana que Trump debería poder entrar al Reino Unido para aprender una “lección” de convivencia en algunos barrios de Londres.

La petición para prohibir la entrada a Trump fue publicada por una activista escocesa en la página web de la Cámara de los Comunes, una institución que se comprometió este verano a dar una respuesta a cualquier argumento que tuviera el apoyo de más de 10,000 firmas y a valorar la opción de debatirlo en el Parlamento si supera las 100.000 adhesiones.

“El Reino Unido ha prohibido la entrada a muchos individuos por su discurso el odio. Los mismos principios deben aplicarse a todas las personas”, señala el texto de la petición.

El Ministerio de Interior británico tiene la potestad de impedir la entrada al país a cualquier individuo, por razones de seguridad nacional, si cree que va a incitar al odio racial o si espera que su comportamiento no sea “adecuado para el bien público”.

El Gobierno del Reino Unido ha vetado a más de 200 personas bajo esas condiciones desde 2010, según las cifras publicadas en 2015, reseñó Univisión. 

Compartir .

Dejar respuesta