Prioridad en Santo Domingo: liberar el cambio, por Alejando J. Sucre

0

panorama

(17 de Septiembre de 2017 El Venezolano).- Luego de obtenida la victoria de 2/3 partes de los diputados en las elecciones parlamentarias, el presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup, en mi opinión cometió un grave error. Aunque el pueblo lo estaba clamando, el diputado Ramos Allup no debió ceder y comenzar su plan de acción parlamentaria ofreciendo sacar al presidente Maduro del poder. Con esta estrategia el diputado Ramos Allup sacó el hacha de la guerra y sabiendo que desde el gobierno no iban a responder con flores entramos en un círculo vicioso de confrontación (ojo por ojo) que ha deteriorado la economía en forma insoportable.

Para enero del 2016, sabíamos que el gobierno tenía presos políticos y que la saliente Asamblea nombró magistrados al TSJ en forma irregular, quienes acto seguido anularon 3 diputados que conformaban las 2/3 parte de mayoría absoluta.

No obstante, en ese momento de enero del 2016 la oposición victoriosa parlamentaria debió enfocarse no en la salida del presidente Maduro, lo cual se iba a convertir en una guerra mundial. La oposición debió enfocarse en liberar el tipo de cambio.

El control de cambio y de precios no solo es la causante de la ruina nacional. Sino que esos controles son un grillo en los talones de todos los venezolanos y esclavitud económica. Nada más abominable que los 30 millones de presos económicos que hay en Venezuela debido a los controles de cambio y de precios.

Un camino

Mucho ha logrado la oposición durante la confrontación por la salida de  Maduro por la vía de un Referéndum Revocatorio que no pudo realizarse por trabas del CNE. Hay que reconocer que la oposición ha transitado el camino democrático en su esfuerzo por sacar a Maduro del poder. Y el gobierno intentando mantenerse. Esto ha traído el reconocimiento de los líderes democráticos del mundo. No obstante, pienso que la actual Asamblea debió ponerse como reto batallas parlamentarias más pequeñas, productivas y educativas para el pueblo y menos amenazantes para el gobierno, como son ejercer sus funciones contraloras de las empresas del Estado para sanearlas y haber presionado para liberar el tipo de cambio que nos esclaviza a todos.

Era más fácil y de mayor impacto negociar cambios de gerencia en las empresas del Estado y abogar por la libertad cambiaria que intentar la salida del presidente Maduro de un sopetón, y eso cerró todo tipo de canales de comunicación.

Sanación de empresas 

Mi recomendación a los negociadores de la oposición es que pongan inmediato énfasis en la libertad cambiaria y en la sanación de las empresas del Estado vía control parlamentario. Obviamente, ahora también hay que enfatizar la liberación de los presos políticos y en seguir el cronograma electoral que indica la Constitución. También, luego de los asesinatos de los jóvenes durante las protestas del 2017, es primordial conformar un comité de investigación para hacer justicia con quienes cometieron esos asesinatos tan atroces.

La ayuda humanitaria no va a ser viable si los venezolanos no pueden comenzar a crear su propias fuentes de trabajo para autosustentarse.

El control de cambio y de precios lo impide. El énfasis en las negociaciones que arrancaron afortunadamente esta semana en Santo Domingo, no puede ser otro que liberar el tipo de cambio y permitir a la Asamblea Nacional ejercer el control de las empresas del Estado y del gasto fiscal. Los demás derechos deben defenderse con igual fuerza pero como paso siguiente.

Por: Alejando J. Sucre

Share.

Leave A Reply