Primero de septiembre, por Miguel Mendoza

0
marchavenezuela

Referencial

(28 de agosto de 2016. El Venezolano).- Ayer me puse a ver uno de esos “shows” masivos que hacen los políticos. El público vestía camisetas de color rojo sangre y gritaba consignas cargadas de odio y de resentimiento. El protagonista principal del evento fue el artista más consolidado de la falsa revolución: Diosdado Cabello. Se apoderó del micrófono con una notoria necesidad de demostrar su liderazgo en el moribundo movimiento por el que aboga. Oí las mismas frases de siempre; tan absurdas, fantasiosas y básicas que se me hace demasiado difícil entender cómo aún quedan personas que apoyan si quiera una coma de sus exposiciones. Decenas de palabras que terminan en “ista” y en “ismo”, lemas divisores, historias de Chávez quien por cierto, aún después de muerto, es el que medio sostiene a los bárbaros del robo y el descaro en el poder.

En estos tres años de catástrofe y desorden, los mandatarios chavistas han logrado lo suficiente como para que una gran cantidad de seguidores objetivos les den la espalda y quieran el referendum revocatorio, pero ellos han hecho hasta lo imposible por impedirlo y han pasado por encima de las verdaderas necesidades del pueblo, cientos de veces. Una gran cantidad de personas que se arriesgaron a plasmar su firma de manera “democrática”, perdieron sus trabajos porque a la cúpula de malandros que gobiernan Venezuela les dio la gana. Han logrado amenazar e intimidar a mucha gente que no da el paso de revelarse en contra de las acciones del combo del mal por miedo a perder el poquito dinero que generan, aunque solo les alcance para comer una vez al día.

Diosdado satanizó la marcha programada para este 1 de septiembre y en su faceta de profeta habló de posibles escenarios que se verán ese día. Parecía que relataba eventos que ya habían sucedido. Dijo que la “derecha malvada” tenía programado vestir a civiles de militares y veríamos a muchos de esos personajes disfrazados dándole hasta con los cascos a los marchantes, como tratando de desmentir aquel momento que todos los venezolanos vimos, en el que una militar le daba con su casco a una mujer opositora en la cabeza haciendo presión con sus rodillas en el cuerpo de la indefensa y dejando rebotar su cráneo contra el asfalto. Aparte, Cabello, supongo que intentaba confundir no sé a quién con sus alegatos pero hasta los chavistas saben que toda la violencia empleada contra quienes ya se han opuesto a este régimen antes, es ordenada por él y sus acólitos.

Qué angustia saber que ya el gobierno venezolano está anunciando sus intenciones para el 1 de septiembre y que antes de que suceda algún infortunio ya está culpando a otro de sus ofensas, así como hacen con todo. No pueden negar el miedo que sienten de ver a un pueblo completo envalentonado queriendo sacarlos del poder y los comprendo, porque saben que en el momento que caigan lo más justo sería que todos cayeran presos por un montón de calificativos que me ahorraré para no extender más el párrafo. Espero que al final acepten con humildad la voluntad de la mayoría y estén dispuestos a pagar por sus faltas. Sería bueno que se preparen mentalmente desde ya, para que no los agarre por sorpresa la caída. Ya veremos qué sucede el 1 de septiembre.

Por Miguel “Nacho” Mendoza/ Caraota Digital

Compartir .

Dejar respuesta