“El pranato madurista y los seminaristas”, por José Luis Farias

0
seminaristasvzla

Archivo

(03 de julio de 2016. El Venezolano).- La fotografía de unos jóvenes desnudos corriendo despavoridos por las calles de la ciudad de Mérida, le ha dado la vuelta al mundo para vergüenza de los venezolanos. Se trata de unos muchachos seminaristas, de unos seres inocentes que fueron víctimas de la intolerancia extrema del pranato madurista.

Cuando unos días atrás me enteré de la decisión del gobernador Arias Cárdenas de quitarle la beca a 896 estudiantes universitarios del estado Zulia, por haber firmado a favor del revocatorio, me dije que no podía haber un acto tan inhumano como ese. No pasaron 48 horas para que esta nueva afrenta me desmintiera.

Hablo de una acción que debería ser inimaginable en una sociedad del siglo XXI cuyo gobierno presume de humanitario, defensor de los derechos humanos y promotor del hombre nuevo.

Hablo de una práctica desproporcionada de humillación contra el ser humano, típica del nazismo contra los judíos y otros minorías raciales en Alemania y otras naciones europeas que cayeron bajo sus garras.

Hablo de un hecho penoso que hace uso de la humillación extrema contra seres humanos lacerando su intimidad y tratándolos como animales.

Hablo de una conducta abominable de uno de los numerosos grupos paramilitares utilizados por el pranato madurista para las peores acciones criminales contra la dignidad humana.

Hablo de un proceder despreciable del cual debe estar completamente orgulloso el hijo del Galáctico por la heroica gesta de sus malandros, al igual que su padre putativo quien debe estar celebrándolo en la quinta paila donde seguro se encuentra.

El argumento de que iban a recibir a Lilian Tintori y por tanto merecían semejante acto tan oprobioso, revela los extremos a los que está dispuesto el régimen para cercenar cualquier disidencia.

Nuestra imaginación se quedará siempre corta ante su extrema vileza, como fue mi caso después del funesto episodio del despojo de las becas a los estudiantes y lo que vino con los seminaristas.

Sin embargo, lo que nunca podrán imaginar los hampones del pranato madurista es de nuestra capacidad para resistir y seguir adelante en nuestra marcha hacia la libertad.

Por: José Luis Farias / La Patilla

Compartir .

Dejar respuesta