Otro atentado contra la ONU deja tres muertos y 20 heridos en Mali

0
Crédito: EFE / Str

Crédito: EFE / Str

(28 de noviembre de 2015. El Venezolano).- Un nuevo ataque perpetrado contra una base de la ONU en Kidal, norte de Mali, dejó tres muertos y veinte heridos, cuatro de ellos se encuentran en estado grave.

Según la agencia de noticias EFE, los muertos, son dos cascos azules de nacionalidad guineana, y el tercero es un civil empleado de la base, presumiblemente local.

El ataque se produjo a las 04.00 de la madrugada hora local (misma GMT) con un nutrido fuego de morteros disparados por desconocidos y, aunque el ataque aún no ha sido reivindicado, lleva el sello yihadista por su similitud con otros parecidos contra la presencia de la Minusma en Mali.

El ataque sembró el pánico en Kidal, según fuentes locales, y máxime cuando las autoridades pidieron a la población de todos los barrios aledaños al aeropuerto que se abstuvieran de salir a la calle.

La Minusma tiene desplegados en Mali a más de 9.000 cascos azules, además de un millar de policías y otro de civiles, lo que la convierte en una de las mayores misiones de la ONU en el mundo y también una de las más peligrosas por ser blanco frecuentes de los grupos yihadistas que se ocultan en el norte del país.

El jefe de la Minusma, el tunecino Mongi Hamdi, señaló horas después del atentado que “estos ataques no doblegarán la determinación de la ONU de apoyar al pueblo maliense y al proceso de paz y reconciliación en Mali”.

Hamdi se refería así al acuerdo alcanzado el pasado junio entre los grupos separatistas tuaregs y el gobierno central, que redujo los episodios de violencia sectaria en el convulso norte del país pero no terminó con ellos.

Aunque la mayoría de organizaciones tuaregs se sumó al acuerdo, el grupo de Ansar al Dine, del histórico rebelde Iyad Ag Ghali, lo boicoteó, al negarse a romper con los grupos yihadistas con los que se ha aliado en los últimos años.

Kidal es el feudo de Ag Ghali y, de hecho, escapa a la autoridad efectiva del gobierno central de Bamako.

Compartir .

Dejar respuesta