Oposición anuncia paro cívico nacional de 24 horas para este jueves

1

@CATERINAV

(18 de Julio de 2017. El Venezolano).- Luego de la victoria histórica de la oposición venezolana donde millones de venezolanos participaron en la Consulta Popular, este lunes anunciaron “la hora cero” para el país donde se paralizarán las actividades este jueves 20 de julio por 24 horas.

Freddy Guevara, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional fue el vocero en la rueda de prensa quien detalló que fue “el pueblo quien decidió. Sectores decidieron unirse para una iniciativa inédita”. 

“Con 100% de las actas, podemos decir que más de 7 millones 600 mil venezolanos decidieron” en la Consulta Popular, detalló Guevara aclarando que “lo de ayer es la razón por la cual el régimen huye de cualquier posibilidad de contarse”.

Lea también: Ramos Allup: Consulta Popular fue un “exitazo” con participación torrentosa

El dirigente de Voluntad Popular aclaró que para el jueves “nos preparamos para un paro cívico nacional de 24 horas” de esta manera activan la fase superior de la lucha cívica para la recuperación de la democracia y gobernabilidad.

“Es la hora de que todos los venezolanos hagamos causa común y rescatemos Venezuela”, enfatizó el opositor.

Previo al paro, para este martes, la Asamblea Nacional presentará un informe de resultados y de postulados a magistrados del Tribunal Supremo de Justicia para que a más tardar el viernes 21 de julio  el parlamento nombre a las nuevas autoridades del TSJ.

Para el día miércoles 19 anunciarán preparativos para conformar el gobierno de Unidad nacional, “se van a conformar 2.020 comités de la hora cero esta semana”.  Guevara insistió en que para salir de la crisis, el Gobierno debe retirar su propuesta de Asamblea Nacional Constituyente.

A continuación el documento completo leído por Freddy Guevara:

EL PUEBLO DECIDIÓ

El pasado 3 de Julio, representaciones de los más amplios y diversos sectores de la sociedad venezolana, decididos a defender nuestra Constitución, nuestra República y nuestra posibilidad de vivir en Democracia, decidieron unirse, más allá de su pluralidad de intereses, para una iniciativa inédita.

Ese día solicitaron públicamente a la Asamblea Nacional, que de acuerdo con el Artículo 70 de la Constitución Nacional, convocara a un Proceso Nacional de Decisión Soberana, para que fuera el pueblo, a través de la modalidad constitucional de la Consulta Popular, quien decidiera la vía que debe seguir nuestra Nación en esta encrucijada terrible de la patria amenazada.

Ayer 16 de Julio, en una jornada histórica e inolvidable, el Pueblo venezolano atendió masivamente esa convocatoria, y decidió.

En lo que resultó el acto de desobediencia civil organizada más grande en la historia de nuestro Continente, ya con el 100% de las actas escrutadas, podemos afirmar que más 7 millones 600 mil venezolanos emitieron de manera épica un mandato claro, contundente e irrefutable, y asumieron un compromiso de lucha, en ejercicio de los artículos 333 y 350 de nuestra Constitución.

En apenas dos semanas, sin recursos, sobrepasando obstáculos de todo tipo impuesto por el régimen, desde amenazas al pueblo de robarle sus legítimos derechos al trabajo o a la alimentación si participaba en la Consulta, pasando por el amedrentamiento y la más brutal censura a periodistas y medios, hasta la persecución y encarcelamiento de activistas y voluntarios, se preparó lo que pasará a la historia como una de las más hermosas y trascendentales manifestaciones de organización ciudadana.

Para dar una idea de lo masivo y rotundo de la expresión soberana de los venezolanos en esta jornada histórica, baste decir que en apenas 2020 centros, se logró una manifestación de voluntades muy superior a las obtenidas en elecciones nacionales donde se habilitan más de 14 mil. Si 7 millones 600 mil venezolanos se pudieron expresar en tan pocos centros y con tan adversas condiciones, imaginemos cuantos millones somos los que queremos cambio y estamos dispuestos a luchar por él. Es todo un país que de manera abrumadora rechaza el régimen de Maduro, el tamaño inmenso de la población que exige un cambio en la conducción política del país, y al mismo tiempo es la razón por la que el régimen huye desesperadamente de la posibilidad de cualquier elección.

Hoy tenemos todos que felicitarnos por el pueblo que somos. Por la valentía que no se detiene ante las amenazas y la represión, por la perseverancia en la lucha por un país distinto, por la capacidad de organizarse para alcanzar sus objetivos, y por la indeclinable vocación por la libertad y la justicia.

El pueblo venezolano decidió, y ha dado un mandato.

En el documento del pasado 3 de julio, los venezolanos se dirigieron de manera clara y directa a Nicolás Maduro y a los miembros del partido de gobierno, y les pidieron entender el enorme rechazo que tiene su fraudulenta propuesta constituyente en las bases populares, el inaceptable saldo de sangre, dolor y luto que pesa sobre su proyecto político, y les exigieron que retiren su propuesta constituyente sin dilación y sin maniobras.

El mandato, hoy respaldado en Consulta Popular por una contundente mayoría de los venezolanos, es concreto. Es el Pueblo entero quien se los demanda y, si se mantienen en su empeño totalitario, será el Pueblo entero quien se los cobre.

El régimen debe saber que nosotros, todos nosotros, no vamos a permitir que la destrucción de Venezuela se concrete. El fraude constituyente no resuelve la crisis social ni contribuye con la paz del país. Por el contrario, es la garantía de eternizar su ejercicio de la violencia de Estado y el padecimiento social que hoy sufrimos. La gran mayoría del pueblo de Venezuela quiere vivir en paz y por eso clama por un cambio. Y es este mismo Pueblo que rechaza el fraude constituyente el que también respaldó ayer su compromiso a acompañar las acciones que sean necesarias para que su voluntad sea respetada.

Después de la histórica jornada de ayer, al país se le presentan dos caminos: el que desea la mayoría, que es el del entendimiento real, sin manipulaciones, y la construcción de salidas a la insoportable crisis social y política. Para este camino, es imprescindible que el régimen retire su propuesta de fraude constituyente. De lo contrario, manifestamos nuestra absoluta disposición a asumir y profundizar el conflicto político para conquistar la Libertad.

El régimen debe leer adecuadamente los resultados de ayer. Si el régimen acata la decisión soberana del pueblo, y retira su propuesta de fraude constituyente, los venezolanos y su dirigencia están dispuestos, como lo han estado siempre, a discutir de manera abierta y transparente, sin manipulaciones ni engaños, de frente al país, propuestas serias que conduzcan a la superación política y sin más traumas a esta tragedia colectiva, en el entendido que toda solución pasa, de manera irrenunciable, por el restablecimiento del orden constitucional quebrantado y al respeto al mandato expresado por el pueblo el día de ayer.

Por el contrario, si el régimen insiste en desconocer la decisión de los venezolanos, sepa de manera clara que haremos respetar su soberana sentencia. Estamos preparados para iniciar las acciones que haya que hacer para construir un país para todos, un país donde todos puedan vivir y progresar en paz, un país con vida y con futuro. Estamos preparados para, de acuerdo con los artículos 333 y 350 de la Constitución, y a partir del extraordinario resultado de la Consulta Popular de este 16 de julio, proceder a la nueva etapa del levantamiento democrático progresivo en la totalidad del territorio, y la activación de la Hora Cero nacional que inicia con las siguientes acciones:

Primero:

Mañana mismo, la Asamblea Nacional en su condición de convocante y con base en la enorme manifestación popular del día de ayer, sesionará para recibir el acta final de resultados y dará entrada al Informe Final de la Comisión de postulaciones judiciales para el nombramiento de los nuevos magistrados. Proceso que, de acuerdo con lo establecido en la Constitución, culminará el viernes con el nombramiento de los nuevos magistrados del Tribunal Supremo de Justicia.

Desde ya exigimos a los Poderes Públicos, a todos los funcionarios, y a la Fuerza Armada Nacional, el acatamiento inmediato de la decisión soberana del pueblo expresada este 16 de Julio en todo el país. Por ello, el fraude constituyente debe ser desconvocado y no puede actuar en contra de la voluntad del pueblo.

Segundo:

El día miércoles, daremos el primer paso para avanzar en la conformación del Gobierno de Unión Nacional, con la firma del Compromiso Unitario para la Gobernabilidad, por parte de todos los factores políticos de la Unidad Democrática, quienes estamos unidos, preparados y listos para la conformación de un Gobierno de Unión Nacional, en acatamiento al mandato popular recibido ayer.

Tercero:

Para el mismo día miércoles, convocamos al pueblo a asistir al Punto Soberano donde ejerció su compromiso el 16 de julio, a realizar allí se conformarán los 2020 Comités de la Hora Cero que servirán de núcleos de la organización popular para enfrentar el fraude constituyente y el restablecimiento del orden constitucional.

Cuarto:

Finalmente, convocamos a todo el país a un Paro Ciudadano Activo y Nacional de 24h, el día jueves, como mecanismo de presión y preparación para la escalada definitoria de la próxima semana.

La jornada del 16 de julio ha sido un triunfo extraordinario. El país se ha expresado contundentemente. La Soberanía popular directa se activó y el Pueblo decidió. Obligados a defender nuestra Constitución y nuestra Patria, activamos la fase superior de la lucha cívica, en este proceso democrático de rebeldía en ascenso, hacia la recuperación de la democracia y gobernabilidad.

 

El reto que hemos asumido exige, ahora más que nunca, un compromiso unitario de todos, pueblo y dirigencia política. Es la hora que los diversos sectores sociales, la Asamblea Nacional, los distintos factores que conforman la Unidad Democrática, y cada uno de los venezolanos, tanto de manera individual como organizada, hagamos causa común y trabajemos juntos en el logro del trascendental objetivo de defender y rescatar a nuestra amada Venezuela. Este país es de todos, y de todos es esta lucha.

¡El pueblo decidió!

¡Que viva Venezuela!

 

 

Compartir .

Dejar respuesta