Obama: “Servirles ha sido el honor de mi vida y no me voy a detener”

0

(11 de enero de 2017. El Venezolano).- El presidente saliente de Estados Unidos, Barack Obama, ofreció su discurso de despedida en Chicago este martes, ciudad que le guarda un gran valor por haber sido su principal hogar.

Lea también: Este es el nuevo empleo que le ofrecen a Barack Obama

“Cada día he aprendido de ustedes y me han hecho un mejor presidente”, expresó Obama al inicio de su discurso. “Aprendí que los cambios se producen cuando las personas comunes se unen para exigirlo”, agregó.

Obama reiteró su compromiso con Donald Trump para garantizar una transición lo más fácil posible, como anteriormente lo hizo George Bush con él, dijo. “Tendremos una transición pacífica porque depende de nosotros la democracia”, señaló.

Restauración de las relaciones con Cuba, acuerdo con Irán, la muerte de Osama Bin Laden, la legalización del matrimonio gay, Obamacare, fue parte de lo que Obama destacó como su legado de los últimos 8 años. “Estados Unidos es un lugar más fuerte y mejor que cuando empezamos”.

“Si alguien tiene un mejor sistema de salud, yo, públicamente lo voy a apoyar”, afirmó el presidente saliente, en clara alusión a las criticas que ha recibido el Obamacare, y las amenazas de Trump de desaparecer el programa.

Asimismo, Obama dedicó varias palabras sobre el racismo y la inmigración. “Si no invertimos en los hijos de los inmigrantes, no invertimos en nuestro futuro. Esos niños serán la fuerza laboral más adelante”, destacó. “El racismo sigue siendo una fuerza que divide nuestra sociedad”.

Obama envió varios mensajes al nuevo presidente de EEUU, Donald Trump, uno de los más directos fue sobre la creencia del magnate de que el cambio climático no es real. “Negar que existe el cambio climático es engañar a las generaciones futuras y esto no permite el espíritu de innovación”, sentenció.

Sobre el terrorismo, que continúa siendo asignatura pendiente para el Gobierno del país, pidió a los estadounidenses mantenerse alerta y unidos.

Para finalizar, agradeció entre lágrimas el apoyo a su esposa Michelle, a sus hijas Malia y Sasha; a su equipo de trabajo y al vicepresidente Joe Biden. “Tu amistad ha sido una de las grandes dichas de nuestra vida”, dijo.

“Servirles ha sido el honor de mi vida y no me voy a detener (…) “Dios siga bendiciendo a los Estados Unidos””, finalizó.

El 44 presidente de Estados Unidos llegó a la presidencia hace ocho años. George Bush hijo, republicano, cedió entonces el lugar al joven demócrata. “Dentro de cinco días, el mundo será testigo de la vitalidad de la democracia americana, en una tradición que viene de nuestra fundación, la presidencia pasará a un sucesor escogido por vosotros, los americanos. Al pie de las escaleras del Capitolio habrá un hombre cuya historia refleja la permanente promesa de nuestra tierra. Este es un momento de esperanza y orgullo para toda la nación”, dijo.

Compartir .

Dejar respuesta