Nuestra prioridad es el pueblo NO los enchufados, por Jorge Barroso

0
CAR207 CARACAS (VENEZUELA), 05/01/2016.-Un seguidor oficialista escucha a los diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Hector Rodríguez y la diputada y primera dama de venezuela Cilia Flores, en el palacio presidencial de Miraflores luego de que el oficialismo saliera de la Asamblea Nacional de Venezuela apelando a una violación del Reglamento de Interior y Debates de la Asamblea hoy, martes 5 de enero de 2016, en Caracas. EFE/Miguel Gutiérrez

EFE/Miguel Gutiérrez

(20 de enero de 2016. El Venezolano).- Decretar emergencia económica en un país que ha sido víctima de malas políticas y decisiones estratégicas durante 17 años, a causa de un gobierno desinteresado y separado de la realidad del pueblo, es como romper la vajilla, alzar los brazos y decir: ¡yo no fui!.

Hay que ser muy ‘cara de tabla’ para pedir de una manera disimulada y tramposa el apoyo del pueblo venezolano frente a la nueva Asamblea Nacional, para que se les otorgue una nueva Ley Habilitante, que como único fin tiene malbaratar aún más a la nación.

Señor Maduro, sincérese. Venezuela ya no está para retóricas y cuentos de hadas, llegó el momento amarrarse el cinturón y ponerse a trabajar. Este es el momento de escuchar al pueblo, conocer sus necesidades y carencias; al tiempo de poner manos a la obra en la construcción de las soluciones que todos merecemos y necesitamos.

Aquí la gente habla de sus problemas. De cuándo se acabarán las interminables colas. Cuándo llegarán los productos de primera necesidad sin tener que pagar sobreprecio. Aquí se habla de cuándo dejarán de caer los venezolanos en manos del hampa y víctimas de la impunidad. Aquí la gente merece respuesta, que solo usted y su gobierno debe y puede darle. Porque, si no se ha dado cuenta, hasta ahora, todo este desastre que hoy vivimos en Venezuela es culpa de su gobierno.

Lamentablemente usted, Maduro, arrastra con años de desinterés y desgobierno, llegó cuando la situación ya era insostenible y para colmo de males su desconocimiento en la materia, lo único que hizo fue empeorar la situación. Aunque lo más lamentable es su apatía ante la realidad nacional.

Cómo es posible que ante la triste y dura situación por la que atravesamos, un presidente de la República se atreva a amenazar al pueblo con no solventar sus problemas habitacionales, por desquite a no haber ganado las elecciones. Eso no es justo para nadie ni aquí ni en ninguna parte del mundo. Le hace falta vestirse de pueblo, tener un poco de humildad y calor humano, recordar aquellos años en lo que “venir de abajo” era su realidad, señor Maduro, y dejarse de mezquindades.

Hoy, los que pensamos distinto. Los que creemos en una Venezuela justa, cercana, de progreso y futuro para todos por igual, defendemos a fuerza trabajo y dedicación proyectos que sabemos, podrían mejorar la calidad de vida de nuestro pueblo.

En Sucre aprobamos la Ordenanza Mi Propiedad, con la que hemos buscado brindar soluciones y titularidad de tierra a más de 110 mil sucrenses. Pues como lo establece nuestra Constitución, todos los ciudadanos tenemos derecho al uso, goce, disfrute y disposición de nuestros bienes y por eso estamos trabajando arduamente en nuestro municipio. Un sueño hecho realidad que quisiéramos ver materializado en toda Venezuela.

Por eso, el diputado Julio Borges, presentó hace unos días ante el Parlamento el proyecto de propiedad a los beneficiarios de la Gran Misión Vivienda y ustedes, en un acto mezquino y desleal, quieren negarle la oportunidad al pueblo de ser dueños de su vivienda.

Nosotros creemos en una Venezuela de propietarios, por eso nuestro compromiso va más allá de los discursos y de entregar 4 paredes para ganar una elección. Venezuela necesita un cambio profundo y desde las bases. Nosotros estamos aquí para poner nuestro trabajo y mejor disponibilidad para ayudar a que todos los venezolanos salgamos de esta crisis que estamos atravesando, aquí nadie se puede quedar atrás.

Estamos plenamente convencidos que, nuestros diputados trabajarán incansablemente por dar titularidad a los beneficiarios de la Gran Misión Vivienda; así como, lograrán la aprobación de todas aquellas leyes que ayudarán a solventar la crisis económica, sanitaria, social y política por la que atravesamos los venezolanos.

Llegó la hora de hacer justicia y que nuestro pueblo pueda gozar de una vida tranquila y con calidad. ¡Seguimos avanzando!.

Por Jorge Barroso

Compartir .

Dejar respuesta