Mujer con cáncer terminal busca un nuevo amor para su marido

2

Referencial

(06 de marzo de 2017. El Venezolano).- Amy Krouse Rosenthal es una autora estadounidense que escribe, sobre todo, para niños. Y también es una mujer con un cáncer de ovarios terminal. Así lo dejó saber al mundo entero este viernes, cuando apareció en el New York Times, en una sección que invita a la gente a escribir llamada Amor Moderno, con su columna: “Tal vez te quieras casar con mi esposo”.

“Por un tiempo he tratado de hacer esto -empezó diciendo Rosenthal-, pero la morfina y la falta de buenas hamburguesas (¿cuánto va, cinco semanas sin comer algo de verdad?) habían succionado mi energía e interferido con lo que sea que queda de mi destreza literaria”. Y luego agregó: “Pero tengo que hacerlo porque enfrento una fecha límite, en este caso, apremiante. Necesito decir esto (y decirlo bien) mientras tenga a) su atención y b) pulso”, destacó La Patilla.

Hasta el momento en que Krouse Rosenthal hizo esta publicación, ella era conocida por sus múltiples trabajos para niños. En la lista de libros best-seller del New York Times aparecieron al menos cinco de sus libros. Algunos de ellos se encuentran traducidos al español, como “I wish you more” (traducido como “Deseo para ti”), que estuvo en la lista del NYT de libros ilustrados infantiles más vendidos en 2015.

“Por 26 años he estado casada con el hombre más extraordinario por 26 años. Planeaba que estuviéramos juntos al menos otros 26 más”, dijo la escritora a manera de introducción, para cumplir con lo que el título de su particular columna prometía: una especie de perfil en línea de su esposo, Jason Rosenthal; una declaración de que no quiere que él se quede solo cuando ella ya no esté.

Amante de la música y la pintura, Jason es, sobre todo, amoroso y detallista. “Ese es el tipo de hombre que es Jason: llegó al ultrasonido de nuestro primer embarazo con flores. Es el tipo de hombre que, ya que siempre se despierta temprano, me sorprende los domingos en la mañana al hacer caritas felices con algo que se encuentre cerca de la cafetera: una cuchara, una taza, un plátano”.

Amy se siente afortunada de haber estado con él casi tres décadas y compartir tres maravillosos hijos. Pero su libro de vida llega a su fin y desea con toda su alma que su marido siga escribiendo muchas páginas.

Share.

Leave A Reply