Muere esperanzas de vida en los hospitales de Venezuela

1

Foto referencial

(21 de Julio del 2018. El Venezolano) La caída en la asignación de divisas a empresas importadoras de equipos, materiales e insumos deja sus mayores secuelas en el sector de atención médica, cuyo margen de maniobra para la detección de enfermedades se ha minimizado en los últimos cinco años. Así lo reseñó El Nacional

La Asociación Venezolana de Distribuidores de Equipos Médicos, Odontológicos, de Laboratorios y Afines precisa que de 157 empresas importadoras de equipos afiliadas, sólo 40 permanecen activas, lo que significa que apenas 25 % del ramo se mantiene a flote. Las otras 117 compañías han dejado de operar forzadas por la peor crisis económica que ha atravesado Venezuela

Antonio Orlando, portavoz y  miembro de la junta directiva de la asociación, afirma que  la mayoría de los afiliados tienen problemas para traer nuevos equipos ya que no tienen acceso a divisas. Además de que el personal  se ha ido del país. Por todo esto, los centros de salud no tienen cómo reparar ni reponer aparatos dañados.

Orlando detalla que la última importación que llegó al país data de agosto de 2017, cuando algunos distribuidores trajeron unos pocos monitores electrocardiográficos, que fueron distribuidos entre clínicas. Entre las empresas afectadas por la falta de divisas destacan Suministros Radi Suradi y Meditrón, la primera de ellas importadora y la segunda encapsuladora de material radiactivo empleado en el tratamiento contra algunos tipos de cáncer.

Lea también: ¡Alarmante! Migración de médicos otro drama del sector salud en Venezuela

Una  investigación divulgada por la Asamblea Nacional en 2017 señalaba que el  97 % de los laboratorios estaban inoperativos, por falta de mantenimiento, un problema al que se suman las fallas de agua y el racionamiento de energía eléctrica en las principales ciudades.

Las terapias intensivas del área pediátrica no escapan de la crisis ya que casi no quedan ventiladores, termocunas ni incubadoras operativas en las instituciones públicas. De la misma manera,  la falta de mantenimiento mantiene en cierre técnico las unidades de cuidados críticos de los centros materno infantiles de El Valle, Petare y Caricuao.

La realidad del sector salud en Venezuela cada día se hace más crítica debido a la situación económica. En algunos casos, los centros de Salud se ven en la necesidad de desarmar unos equipos para reparar otros. Esta no es una situación  que afecte únicamente a las instituciones públicas. “El sector privado no escapa de la problemática, muchas clínicas han dejado morir sus equipos”, comentó Orlando.

Por otra parte la capacidad de ofrecer esperanzas de vida en los hospitales a personas con cáncer es mínima, según señala la  Sociedad Venezolana de Oncología, debido a que las autoridades no garantizan quimioterapia ni medicamentos biológicos y los especialistas no cuentan con mamógrafos, tomógrafos, resonadores, coaguladores e instrumentos hemostáticos para suministrar medicamentos de soporte vital: anestésicos, opioides o antibióticos.

Según cifras divulgadas por la Alianza Venezolana por la Salud, los hospitales redujeron a 50 % las cirugías oncológicas, un déficit que, a grandes rasgos, se atribuye al deterioro de la infraestructura, la ausencia de equipos e insumos.

Lea también: ¡Aumenta la crisis de salud! Escasez de medicamentos incrementó 85% en el país

Share.

1 comentario

  1. Pingback: Enfermeras piden recibir donativos de Médicos Sin Fronteras

Leave A Reply