Moringa para un cielo agitado, por Leonardo Atencio

0
efectos-colaterales-moringa

Referencial

(20 de enero 2016. El Venezolano).-  El discurso presidencial, tuvo el acierto del llamado al diálogo constructivo para “hablar de la naturaleza real de la crisis económica”.

Extraña situación se vivió el viernes 15 en la AN. Como si fuese un cuento con final feliz, un Presidente de la República circunspecto, educado, afable y sin prepotencia, se comportó como un jefe de Estado modelo, demócrata a carta cabal. Los únicos “lunares” de ese idílico ambiente fueron las barras “bravas” y la ofuscación de los diputados de la minoría cuando en su discurso, el presidente de la AN dijo verdades que no pudieron digerir. Este, haciendo alusión al anterior presidente del cuerpo Legislativo, les recomendó supositorios de moringa. Las carcajadas del Presidente de la República no se hicieron esperar.

El discurso presidencial, repetitivo y como es costumbre, negando la responsabilidad del régimen en la grave situación nacional, tuvo el acierto del llamado al diálogo constructivo para “hablar de la naturaleza real de la crisis económica” porque su tesis es que la “guerra económica” es la causal de todos los males que vivimos, incluso que la inflación es inducida, entre otros factores, por la especulación. Fue sincero, no le quedaba otro remedio, al decir que los bajos precios del petróleo crea una situación adversa para la economía nacional; que debe ser productiva, dejar atrás el rentismo petrolero, en fase terminal. ¿Cuánto le durará esta especie de trance? (el presidente de la AN, en su excelente discurso, le recomendó hiciese una evaluación de todas las empresas expropiadas u ocupadas e improductivas).

Justificó el estado de emergencia nacional (plagado de buenas intenciones pero con esa especie de espada de Damocles que es la amenaza de expropiación) para que el país produzca “su vocación exportadora”. ¿Se puede lograr en 60 días ese objetivo con empresas sin insumos, equipos, ni tecnologías y el control obsesivo? Algo esperado pero que dejó en shock a mucha gente, incluso la suya propia, radical, fue el incremento del precio de la gasolina “llegó la hora de hacerlo”, dijo. Habló también, entre muchas otras cosas, de lo difícil que es “manejar el conflicto de poderes” (…) Cabalgar este tiempo histórico iba a significar mucha sabiduría…”.

Otro punto, que desentrañó malestar entre el alto mando militar presente en el acto fue la reprimenda del presidente de la AN al general Padrino López por sus cuestionadas intervenciones en la arena político-partidista, quien desconoce, según tuits posteriores al acto, el significado de los conceptos emitidos por aquel.

Por: Leonardo Atencio / La Verdad

Compartir .

Dejar respuesta