Ministra afirma que hay mercados vacíos pero neveras repletas de comida

1
Foto: Lorena Freitez, min. Agricultura Urbana/Archivo

Foto: Lorena Freitez, min. Agricultura Urbana/Archivo

(24 de enero de 2016. El Venezolano).- La recién nombrada ministra de Agricultura Urbana, Lorena Freitez, quien refleja una marcada tendencia política y defensora a ultranza de la revolución bolivariana, dijo que Venezuela ha vivido enganchada al petróleo, considera que se hace necesario surjan nuevos actores económicos, centrados en el sector primario. La caída de los precios del petróleo no es casual, forma parte de la guerra económica.

Afirmó que después de la muerte de Chávez, ciertos sectores empezaron una guerra económica y boicotean la distribución de alimentos, que está motivada por la política de control de precios en beneficio del salario de los trabajadores.

Lo que a su juicio ha democratizado el consumo. Dijo que “en estos momentos hay un reacomodamiento de las fuerzas productivas y del mercado, al tiempo se repite el mantra, en el interior y fuera de Venezuela, que desde que murió el comandante Venezuela está al borde del colapso”

Dijo que ha existido toda una campaña para desmoralizar al pueblo venezolano, no obstante la desmoralización la palpan los venezolanos al hacer largas colas para la compra de alimento ante la escasez que es evidente hasta en la red de mercados y supermercados administrados por el Estado.

No obstante, cree que la gente en las colas coinciden con su afirmación, “antes teníamos supermercados llenos y neveras vacías y hoy tenemos supermercados que se desabastecen muy rápidamente y las neveras y despensas de la ciudadanía llenos de comida. La gente se tendría que preguntar por qué en Venezuela no se ha producido la anunciada explosión social”, así lo publicó correovenezuela.

Pero a ciencias ciertas es, que ese país de abundancia no suele ser el mismo en el que habitan la mayoría de los venezolanos que desde bien temprano salen a tratar de luchar por conseguir tan solo un kilo de harina.

Compartir .

Dejar respuesta