Miami y Nueva York son los lugares predilectos para el lavado de dinero

2

Foto referencial

(18 de Julio de 2017. El Venezolano).- Miami y Nueva York, se ubican a la cabeza de las ciudades preferidas por las mafias y la industria criminal, para lavar dinero proveniente de dicha actividad delictiva, según destaca la periodista Maibort Petit en su blog.

En el caso de la ciudad ubicada al sur del estado de la Florida, los ranking la señalan como un destino preferente de los capitales mal habidos para legitimarlos través de operaciones en el sector inmobiliario y diversas actividades del sistema productivo de la zona.

Según explican los especialistas en la materia, el lavado o blanqueo de capitales comprende tres etapas, la colocación, la estratificación y la integración al sistema financiero.

La  primera etapa de colocación comprende el traslado del dinero desde su fuente base, que es la actividad delictiva, al destino que servirá para la legitimación. Este movimiento se hace mediante una operación aparentemente legal que lleva el dinero a instituciones financieras, establecimientos comerciales, casinos, casas de cambio o cualquier otro tipo de negocios.

Con la colocación, los criminales lo que buscan es deshacerse a la mayor brevedad del dinero en efectivo.

Para llevar a cabo esta actividad, sus protagonistas requieren de la participación y complicidad de las instituciones financieras o bancos, que les den entrada al dinero sin activar los mecanismos de seguridad pertinentes que permitirían detectar la operación fraudulenta.

Para la colocación, el intercambio de divisas también es una vía que sirve para cumplir con este cometido que es llevado a cabo en economías que transitan momentos de transición hacia la liberalización de los mercados.

Otra forma son los agentes de valores, quienes facilitan las operaciones de lavado mediante de grandes depósitos de dinero en efectivo que sirven para ocultar el origen de los fondos.

Y es que el dinero mal habido se oculta con suma facilidad entre grandes cantidades, mezclando el capital legítimo con el ilegítimo, puede burlar los controles y darle ingreso a instituciones financieras donde adquieren apariencia legal.

Obviamente, la compra de activos nunca se descarta como vía para la legitimación de capitales, operaciones que con frecuencia se hacen con dinero en efectivo con el objetivo de hacer cambiar de apariencia al capital ilícito y darle una fachada con visos de legalidad y menos ostensible que el dinero contante y sonante.

La segunda etapa, la de estratificación, tiene como fin ocultar el dinero dentro de un complejo conjunto de operaciones segmentadas que generan confusión e impiden la visualización de la actividad irregular, haciendo más dificultoso su rastreo.

Una manera de hacer esto puede ser el cambio o transformación de instrumentos monetarios en varias sumas pequeñas. Aquí la operación consiste en tomar el dinero previamente colocado en el sistema financiero y transformarlo en cualquiera de los instrumentos monetarios de que dispone la banca como giros bancarios o postales.

Compartir .

Dejar respuesta