Mega fraude constituyente, por Emiro Albornoz

1

Referencial

(02 de agosto de 2017. El Venezolano).- Solamente a unas autoridades electorales sometidas por un régimen disoluto y corrupto como el que ostenta el poder hoy día en Venezuela , se les puede haber ocurrido anunciarle al país un fraude tan vergonzoso como el de las elecciones de la ilegal e inconstitucional asamblea nacional constituyente, realizadas el pasado domingo 30 de julio.

Toda Venezuela pudo observar anonadada cómo la rectora presidenta del Consejo nacional Electoral, Tibisay Lucena, anunciaba lo que el todo el mundo presagiaba, como era una votación superior a la obtenida por la oposición en la consulta electoral que realizada el día 16 de julio, la cual convocó a casi ocho millones de venezolanos que le dijeron no a la propuesta de constituyente de Maduro por violatoria de la Constitución y por faltarle el respeto al pueblo venezolano al no ser consultado , como lo establece el artículo 347 si quería dicha constituyente.

Las rectoras, calificadas como las comadres por el líder de AD, el Diputado Henry Ramos Allup, indiscutiblemente que cometieron fraude continuado desde el mismo momento cando aceptaron la indecente propuesta presidencial, hasta momento de la realización del proceso electoral.

No solamente aprobaron la realización de la consulta electoral de asamblea constituyente con unas bases comiciales que se brincaban a su antojo todos los procedimientos de rigor que debe realizar el organismo comicial cuando de asuntos de tanta importancia para la vida de la república se trata, sino que se saltaron , también, los lapsos y demás controles que son impuestos en procesos electorales, como fue la auditoría obligatoria de los cuadernos de votación y permitir, finalmente, como guinda de la gran torta, que los electores votaran donde les diera la gana como la mejor manera de consumar el vergonzoso fraude del 30J.

El día de la consulta de la ilegal constituyente, toda Venezuela y el mundo pudieron apreciar que los centros de votación de la mayoría de las ciudades del país se encontraban desolados durante todo el día lo cual hablaba a las claras de una abstención que superaba fácilmente el ochenta por ciento del padrón electoral.

Sin embargo, la rectora Lucena fue capaz de anunciarle a los venezolanos y al mundo, al filo de la medianoche, que los resultados “irreversibles”, su palabra favorita y mágica, daban una votación de 8 millones 83 mil votos, a los cuales habría que agregarle los sufragios de los indígenas que se realizarían, extrañamente, dos días después y con los cuales se acercaría a los nueve millones de votantes.

Eso no se lo creía ni ella misma, pero igual soltó los falsos números que este miércoles fueron corroborados por un alto ejecutivo de la empresa Smarmatic que realiza los conteos electrónicos de votos en Venezuela, Antonio Mujica, quien en una conferencia dictada en Londres aseguró que las cifras fueron manipuladas.

Lucena no podía ocultar el nerviosismo que tenía en el momento de comparecer ante las cámaras para hacer el anuncio de la mayor votación obtenida hasta los momentos por algún triunfador en procesos electorales en el país. Se equivocaba a cada momento y no era para menos. Ni el iniciador de la revolución, Hugo Chávez, en su mejor momento de popularidad, fue capaz de obtener una votación tan elevada, pero Nicolás Maduro, con un rechazo y desprecio de la opinión pública que supera el 90 por ciento de la nación venezolana, logró el “milagro”, gracias al CNE y Tibisay Lucena.

Mega fraude, es el nombre de esta estafa.

Por Emiro Albornoz

Share.

Leave A Reply