Masacre de los galleros, por José Luis Pirela

0
Balas8

Referencial / Runrun.es

(23 de agosto de 2016. El Venezolano).- El 17 de febrero de este año el Diputado Adolfo Superlano, del Estado Barinas, presentó en la Comisión de Política Interior acompañado de familiares de las víctimas, una grave denuncia sobre la detención, tortura y asesinato de los ciudadanos Daniel Torres, Kevin Carrasquero, Pedro Urbina, Alber Cardozo y Miguel Armando González; por parte de un grupo de funcionarios de la Guardia Nacional.

Las victimas dedicados a labores de crianza y cuidado de gallos finos (de pelea), fueron detenidos en la granja “La Leonera”, ubicada en Barinitas y trasladados al destacamento ubicado en las instalaciones del Liceo Militar José Antonio Páez, el 05 de febrero, sin dejar sentado en el libro de control de detenciones la operación efectuada. El día 07 aparece torturado y asesinado Daniel Torres, al lado de otro ciudadano y otros en similares condiciones en el Cementerio.

La Comisión de la AN delegó la responsabilidad en Teodoro Campos (Comando), una Oficialista –que no movió un dedo y el suscrito-. Nos trasladamos a despejar incógnitas sobre un caso terrible en lo humano, escandaloso y de sicariato oficial. Llegamos con el reto de encontrar la verdad y a sus responsables; confieso que me sentí retado por esta masacre; y mi hermandad con Adolfo en la época de dirigentes estudiantiles en los pasillos y aulas de nuestra Universidad del Zulia, aumentaron nuestra dedicación.

Instalados con los parlamentarios y familiares de las victimas –enlutados en su dolor- , comenzamos a reunir elementos, escarbando la aguja en la paja para pincharnos con la verdad. Así conseguimos cartuchos de balas de los funcionarios de la Guardia, testigos del tiroteo, de la detención de las víctimas y un sinfín de versiones sobre los hechos: un caso de sicariato oficial y múltiples versiones sobre extorsiones.

La conmoción de la “Masacre de los Galleros” arrojó lo de siempre, un celestino poderoso, las infelices declaraciones de “Cuarenteo” del General José Jesús Hernández, tratando de proteger a sus muchachos asesinos; estas solo nos confirmaban lo que ya sabíamos, la tarea era demostrarlo.

Solicitamos al Ministerio Público un Fiscal con competencia nacional, designaron al Dr. Oliver Uribe, a quién le reconozco haber cumplido con su responsabilidad. Logramos desmantelar todas las tropelías; imputaron al Tte. Darío Gómez, y los Sargentos: Annel Brito Rangel, Marcos Bulmer Briceño, Evernio Peña, Gustavo Méndez Abreu y José Duran, todos privados de libertad; el Sargento Brito Rangel tiene un largo historial de crímenes impunes. Ahora viene el juicio, los Diputados de la región y la Comisión de Política Interior observamos con lupa el proceso a los sicarios con chapa; pero que se haga justicia en la “Linda Barinas”.

Por José Luis Pirela / La Patilla

Compartir .

Dejar respuesta