Maduro vuelve a sacar militares de los cuarteles para ocupar cargos de civiles

0
Presidente Maduro Rodeado de Militares

Presidente Maduro Rodeado de Militares

(13 de julio de 2016. El Venezolano).-  En la historia democrática venezolana, la Fuerza Armada ha sido considerada una institución de prestigio, dedicada a la defensa de la soberanía nacional, pero esa premisa sufrió cambios importantes a la llegada al poder del hoy difunto presidente Hugo Chávez, en 1998 los militares comenzaron a ocupar cargos de envergadura que usualmente eran ejecutados por civiles. Desde ese preciso momento, comenzaron los cuestionamientos sobre su papel en el acontecer nacional.

Los militares dejaron la sobriedad de los cuarteles para ser parte del festín, donde el Gobierno comenzó, a discrecionalidad otorgando cargos en Ministerios, empresas del Estado, y hasta a ser candidatos para ocupar gobernaciones en todo el territorio nacional, Venezuela pasó a ser entonces un país de civiles administrado por militares.

Hoy por hoy, el número de militares en la administración pública venezolana e incluso en el gabinete presidencial, duplica el número de civiles, situación sin precedentes en la historia democrática venezolana.

Lea también: Padrino López es un “vicepresidente paralelo” en Venezuela

Al punto que de 23 estados que conforman la geografía venezolana,11 están siendo gobernados por miembros de la FANB y aunque Nicolás Maduro, sucesor de Chávez es un civil, este se ha rodeado de más uniformados que el fallecido presidente. La ONG control ciudadano dice que en 25% de los ministerios resalta el verde oliva.

La designación de militares en puestos claves del Gobierno venezolano ha abierto un debate sobre la progresiva toma del poder por parte de los uniformados en áreas económicas.

Una demostración de ello es la creación de la Compañía Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas (Camimpeg) que genera dudas sobre su propósito y desempeño. Desde varios sectores se cuestiona su constitucionalidad y se advierte sobre la corrupción y manejos ocultos que pueda tener, tomando como referencia a otras empresas bajo dominio de la FANB.

Lea también: Corrupción castrense: Militares mantienen pleno control del Ministerio de Alimentación (+infografía)

No obstante el presidente Nicolás Maduro, tras salir derrotado en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre de 2015, en las que la oposición obtuvo 112 de los 167 escaños de la Asamblea Nacional, decidió reestructurar su Gobierno y durante un acto de salutación de fin de año a la Fuerza Armada ese mismo 2015, ordenó que los militares que están en diferentes cargos del gobierno “regresen a puestos de mando y a filas activas en cada componente”.

Indicó que solo permanecerán en el sector público los militares “estrictamente necesarios para cargos claves”.

Al explicar las razones de la medida, Maduro señaló que con el regreso de los militares a los cuarteles se busca “traer más unión, y… reforzar a la fuerza armada”.

Lea también: Maduro intenta demostrar control con la designación de Padrino López

Sin embargo, siete meses después dicha solicitud queda abolida de un plumazo, cuando el presidente Maduro designa en cadena nacional al ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, como responsable de la Gran Misión Abastecimiento Soberano, quedando los demás ministerios “subordinados” cual cuartel militar, al mando de Padrino López, quien además podrá “dictar resoluciones en empresas, localidades y municipios en tiempo real”, tal como lo estipula el decreto 2367.

Lo que corrobora que un país de civiles, presidido por un civil le ha sido entregado a los militares para el manejo improvisado de su economía, de la soberanía alimentaria y de las acciones que pudieran devenir en el acontecer incluso político de la nación.

Redactado por: José G. Annecchiarico / El Venezolano News

 

 

 

 

Compartir .

Dejar respuesta