Maduro para la comunidad internacional es un mandatario tóxico

3

Referencial

(9 de abril de 2018. El Venezolano).- Carlos Vecchio, número dos del partido de Leopoldo López y quien se encuentra en el exilio, resaltó el arduo trabajo que han venido realizando denunciando al régimen de Nicolás Maduro.

Recordó que los primeros tiempos no fueron fáciles.  Vecchio entendió afuera que habían subestimado a Chávez en la construcción de un cordón de países aliados, en la forma como usó el petróleo para comprar voluntades. Comprobó de manera directa cómo y cuánto el chavismo había atado alianzas en América Latina y el Caribe. De modo que estás obligado, apunta, a observar y detectar intereses para cuadrar apoyos, respaldos. “Se plantea el dilema de cómo buscar y encontrar apoyos internacionales”, publicó La Patilla.

Destacó que lo de hoy no se compara con la situación de cuatro años atrás. “En 2014 nadie me abría las puertas. Yo era un prófugo de la justicia. Y el desprestigio del gobierno no era tal”. Poco a poco. Paso a paso es que se sensibiliza la comunidad internacional. Hay un punto clave. La victoria opositora en diciembre de 2015.

Lea también: ¡Sigue insistiendo! Zapatero propone construir “gran acuerdo político” luego del 20M

“Allí se reivindica nuestro discurso. ¿Cuál era? Que Maduro no ganaba más nunca unas elecciones transparentes y libres y que el régimen de Maduro es una dictadura”. La definición de la naturaleza del régimen se confirma con las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia que le arrebatan las potestades al Parlamento y con la posición de la fiscal general que admite la ruptura del hilo constitucional.

Vecchio destacó que en estos años han logrado “demostrar que el régimen de Maduro es una dictadura, y así lo entiende la comunidad internacional”.

“Ha sido duro. Pero debemos entender que la lucha es nuestra. Que el apoyo internacional es un acompañamiento. Pero es clave. Clave porque lo que está en juego en Venezuela no son sólo los intereses de Maduro sino también los de Cuba y Rusia”.

Además, afirmó que “hoy Maduro es tóxico. El único que lo defiende es Evo Morales. Nadie lo invita”.

Share.