Madre venezolana relata el calvario de haber perdido a su hijo con difteria

1
Madre venezolana relata el calvario de haber perdido a su hijo con difteria

Correo del Caroní

(08 de octubre de 2016. El Venezolano).- A través de un comunicado publicado el 18 de septiembre, la Red Defendamos la Epidemiología y la Sociedad Venezolana de Salud Pública, denunciaron una grave situación: tres niños habían muerto con síntomas sospechosos de difteria en el estado Bolívar.

Los tres casos eran provenientes del municipio Sifontes, al sur de Bolívar. En ese momento, Abismael aún no estaba hospitalizado pero comenzaba a sentirse mal. Los síntomas que tenía eran los de un resfriado acompañado por una persistente amigdalitis.

Él empezó con fiebre y dolor de garganta el jueves (15 de septiembre). Yo pensaba que era una gripecita y luego le dio el dolor en la garganta. El lunes (19) tenía el dolorcito y me dijo que no podía comer. Como uno está acostumbrado a que la amigdalitis es así, le di amoxicilina, pero no le hizo nada”, relata Gregoria Hernández, madre del niño de 8 años Abismael Espinoza.

Lea también: Hospital pediátrico venezolano en emergencia por casos de difteria

El martes 20 supo que ninguno de sus diagnósticos eran ciertos: en la garganta de Abismael había algo blanquecino, algo como “un pegoste de leche en polvo” pegado en el paladar blando y en la pared de la faringe. Por eso actuó, y el miércoles a las 6:00 de la mañana salieron de la casa con rumbo al pediátrico del Hospital Dr. Raúl Leoni. Doce horas después, lo hospitalizaron.

“Una doctora fue sincera y me dijo: lo que tiene tu niño es grave y se han muerto otros dos por eso y tenemos una en terapia intensiva. Y también me dijo ese nombre: difteria”, recuerda. Cayó en cuenta de que el asunto era más grave que lo se suponía porque al niño le tomaron decenas de fotos. Al día siguiente del ingreso, sufrió el paro y, dos después murió ese sábado, 24 de septiembre.

Lea también: ¡Crisis hospitalaria! Confirman brote infeccioso en retén de niños de El Tigre

“A él le fueron a meter oxígeno y de la desesperación no pudo más. Antes de morirse, me preguntó: Mami, ¿eso mata? Yo sabía que era grave y que se habían muerto dos niños. Por otra parte yo digo: ¿Tuvieron que esperar que mi hijo se muriera para sacar eso a la luz? Porque si había dos niños muertos y dos en terapia, ¿por qué no lo sacaron a la luz, a la radio, por qué no lo dijeron?”, increpa.

Segpun reseña el diario Correo del Caroní, un grupo de médicos del Pediátrico Menca de Leoni recibió hace dos semanas una visita de representantes del Ministerio del Poder Popular para la Salud. En ella hubo una orden: estaba prohibido hablar de difteria, a pesar de que en Sifontes (el municipio en el que apareció nuevamente a partir, según creen, de un caso importado de Brasil) ya había doce muertos por la enfermedad.

 

 

Compartir .

Dejar respuesta