Los balseros venezolanos, por Emiro Albornoz León

1

Foto: Referencial

(18 de enero de 2018. El Venezolano).- Ya no son los pobres ciudadanos cubanos que huyendo del comunismo y del hambre y la falta de libertad que impusieron los desgraciados hermanos Castro Ruz y su camarilla comunista quienes ocupan titulares mundiales al naufragar y perder la vida en sus intentos por alcanzar la libertad. Ahora son los venezolanos acosados por la crisis económica y social que ha traído como consecuencia casi dos décadas de revolución chavomadurista, quienes son objeto de la atención internacional tratando de huir de su patria para buscar mejores condiciones de vida ante el hambre que azota a casi toda la nación.

A tragedia vivida por treinta balseros venezolanos que naufragaron en las costas de Aruba y Curazao, de los cuales apenas hay dos sobrevivientes y han conseguido cuatro cadáveres de quienes perecieron ahogados, obliga al mundo democrático a fijar aún más su atención sobre Venezuela.

Quién iba a pensar que un país próspero como Venezuela, segundo productor de petróleo a nivel mundial, antes de caerle la marabunta revolucionaria, y con las reservas de crudo más cuantiosas del mundo, iba a repetir los sucesos del pueblo cubano que acosado por el hambre y la represión del régimen comunista de Fidel Castro, se lanzaban al mar en búsqueda de las costas de La Florida para alcanzar la libertad y  acceder a mejores condiciones de vida que les negaba el criminal régimen comunista castrista.

En esos intentos, repetidos diariamente, a sabiendas de los peligros que el mar les acechaba, salían decenas de  miles de cubanos en improvisadas balsas, en un  fatídico viaje donde buena parte de ellos perecían ahogados y se convertían en alimento de los tiburones, pero preferían morir que continuar viviendo esa desgracia que el comunismo había traído.

Hoy Venezuela vive un régimen similar al de Cuba,  que aún guarda las apariencias de democrático porque fue electo en las urnas, pero ha perdido la legitimidad que le dieron los votos.

Es una verdadera diáspora, una desbandada,  la que vive el pueblo venezolano. Se cuentan cerca de tres millones de venezolanos, en su mayoría jóvenes profesionales que apenas obtienen sus títulos profesionales buscan la forma de abandonar el país hacia otros confines porque en su patria no ven oportunidades para conformar una familia y educar a sus hijos y sentir con su trabajo y esfuerzo el premio del progreso y el desarrollo de su grupo familiar.

Hay familias en las cuales todos sus hijos han abandonado el país y desde los confines a donde llegan envían remesas a sus padres para que puedan soportar la grave crisis que se ha abatido sobre Venezuela, convirtiéndolos en los padres huérfanos de hijos que ha dejado en su azaroso camino esta mierda de revolución.

Mientras tanto, el Presidente de este país, a quien no quiero ni nombrar ya, se encadena todos los días a través de los medios radioeléctricos para caerle a mentiras a los venezolanos prometiéndoles que pronto será superada la situación, la cual no reconoce como de su exclusiva responsabilidad sino que la achaca a una presunta guerra económica, a los partidos de oposición, al gobierno norteamericano y a cuanto personaje puedan apelar para evadir sus culpas.

Se niega a declarar la crisis humanitaria en alimentación y salud para que el pueblo venezolano pueda ser socorrido por los organismos y gobiernos internacionales que están dispuestos a tenderle la mano a la nación venezolana, provocando catástrofes como la de estos venezolanos que han muerto en las costas de Aruba y por los cales tienen que responder este régimen disoluto y corrupto.

A cambio, trata de comprar las conciencias de los venezolanos que sufren este desastre revolucionario con unas dadivas, como la del bono de Día de reyes, de 500 mil bolívares que apenas alcanzan para comprar un pollo de dos y medio kilos. Pan para hoy y hambre para el resto del mes.

Por Emiro Albornoz León / @Emiroalbornozl

Share.

1 comentario

  1. Pingback: Los balseros venezolanos, por Emiro Albornoz León - el Venezolano de Broward

Leave A Reply