Lo que debe saber del Síndrome de Asperger

0

Referencial

(18 de febrero de 2017. El Venezolano).- El Asperger es considerado como una de las formas leves del autismo, y recibe este nombre en honor al psiquiatra y pediatra austríaco Hans Asperger.

El Síndrome de Asperger es un trastorno del desarrollo neurológico que está enmarcado dentro de los Trastornos del Espectro Autista (TEA), e implica la alteración cualitativa del desarrollo social y comunicativo, intereses restringidos y estereotipados, producto de la rigidez mental y del comportamiento. Se piensa que puede tener origen genético.

La especialista en neurología pediátrica, Silvia Stea, explica que a pesar de que el Síndrome de Asperger forma parte del espectro autista, posee diferencias marcadas que permiten detectarlo y reconocerlo. Quienes lo padecen presentan síntomas característicos como un mayor nivel cognitivo, tendencia al aislamiento social -por ser más selectivos al momento de establecer relaciones interpersonales- conductas estereotipadas y la característica de ser ritualistas, ya que no les agradan los cambios.

Agregó que actualmente la mayoría de los casos son detectados a temprana edad y que los criterios de diagnóstico se logran aplicar desde niños, generalmente referidos desde el colegio o porque sus comportamientos disparan una especie de alarma en sus padres.

Reseña El Periodiquito, que las personas con Asperger carecen de entendimiento al doble sentido, a las ironías o a los refranes y suelen sentirse incómodos cuando son utilizadas estas expresiones. Asimismo, tienen dificultades para dar inicio a conversaciones o a mantenerlas de una manera correcta. Otra de sus características es que, a diferencia de quienes padecen autismo, tienen restricciones de intereses, pero no trastornos obsesivos.

Expertos aseguran que, a pesar de tener problemas para lograr empatía y entender los sentimientos de los demás, así como para comprender las normas y convencionalismos sociales, “la conciencia social y el apoyo psicológico son las principales herramientas para conseguir la integración de los afectados con el síndrome”.

Agregan que aunque no existe un tratamiento único para el Asperger, están de acuerdo en que cuanto antes se detecte y se intervenga, mejor resultará, debido a que los pacientes, al poseer características especiales de comunicación y capacidad de adaptación, requieren de un tratamiento más dedicado por parte de quienes los atienden.

Los pacientes deben ser previamente orientados y asistidos cuando haya que aplicar algún cambio en su vida. En el caso de los niños, es fundamental manejar las reglas y condiciones con más flexibilidad. Deben saber aprovecharse las áreas que despierten su interés y buscar que las enseñanzas sean concretas y objetivas, para evitar la confrontación ya que ellos no entienden las expresiones rígidas de autoridad, de molestia o enfado.

Share.

Leave A Reply