La trampa no está en las máquinas, por Fernando Tineo

0
Maquinas-Electorales-980-CNE-900x600

AVN

(26 de noviembre de 2015. El Venezolano).-En el proceso electoral, existe un solo sistema biométrico y es el que activa la máquina de votación, según explicó Félix Arroyo.

La trampa no está en las máquinas. Así lo aseguró Félix Arroyo, quien fuera el primer Director de Informática del Consejo Nacional Electoral (CNE) bajo la presidencia de Carlos Delgado Chapellín, durante la década de los años 80.

“En la plataforma automatizada del sistema electoral venezolano no hay manera informática de violentar la voluntad expresada por los electores”, afirmó Arroyo.

Manifestó que a los largo de estos años se han hecho todas las auditorias solicitadas, se han revisado todos los programas, los algoritmos, se han colocado claves compartidas en toda la plataforma, en los programas que van dentro de las máquinas de votación y en el sistema de totalización, que son las que reciben la información de las máquinas cuando se transmiten los resultados, una vez finalizado el proceso.

Dato: En las elecciones del 6D habrá 41.601 máquinas de votación

Además, Arroyo recordó que al finalizar el proceso hay una última auditoria que es la llamada verificación ciudadana, la cual consiste en cruzar las papeletas que se depositan en la caja de resguardo y que han sido emitidas por la máquina de votación, con la totalización que arroja también la máquina.

El también ingeniero hizo una comparación con el sistema electoral de Brasil.

“En Brasil que también utilizan máquina no sale ningún papelito, simplemente el elector toca la pantalla y no sabe si su voto fue totalizado de manera correcta, a diferencia de Venezuela que con el papelito puede verificar, una vez pulsado su voto, si el mismo fue emitido de forma acertada”.

Arroyo, quien también fuera técnico de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), indicó que la misma noche en que se conocen los resultados les entregan un CD con todos los cómputos.

“Nosotros, comparamos los datos que trae ese CD con las actas de escrutinios y el resultado ha sido siempre el mismo”, aseveró Arroyo.

Quien también imparte clases en la UCV, dijo que los mitos sobre el sistema electoral venezolano empezaron a rodar desde el proceso referendario de 2004, cuando se intentó revocar el mandato al ex presidente Hugo Chávez.

A propósito de esto, Arroyo dijo que en el momento de producción de las máquinas, esas que tanto han insertado dentro de estos cuentos urbanos, se revisan y auditan, y se les coloca un código de autenticación llamado “Hash”, en las 87 aplicaciones que van dentro de la máquina de votación.

“Por ahí no van los tiros, por ahí en el sistema informático electoral no hay ningún problema”, enfatizó Arroyo.

También agregó que “el problema está cuando los seres humanos se ponen creativos y empiezan a amedrentar a los electores y les dicen que saben por quién van a votar cuando eso es completamente falso, porque se ha determinado también por los sistemas y por las auditorias y porque no hay ningún tipo de prueba de que alguien sepa por quién ha votado otra persona”.

El ex director de informática del CNE también señaló: “Cuando le dicen a la gente, mira sácame una foto de la papeleta para ver por quién votaste, eso está prohibido, eso es para meterle miedo a la gente”.

Dato: El 6D habrá 1.211 nuevos centros de votación en todo el país.

En el proceso electoral, existe un solo sistema biométrico y es el que activa la máquina de votación. Félix Arroyo aclaró que afuera de los centros de votación lo que hay es un sistema de información al elector donde le explican a los ciudadanos en que mesa votará, en que página y en qué línea del cuaderno de votación está su nombre.

Además, este sistema le permite al CNE saber cuántos electores han sufragado.

“Solamente ese dato pues ese sistema no toma ni los nombres ni las cédulas para transmitirlas, eso es solamente para contar cuantos electores han votado, eso está auditado y la producción de esas máquinas también se revisa por los auditores”, afirmó Arroyo.

Ese sistema que está en la entrada de los centros electorales, también sirve para verificar que los “acompañantes” de las personas discapacitadas por ejemplo, cumplan con este rol una sola vez, como reza en la normativa electoral.

“Los datos de la persona que funge como acompañante si se transmiten a la plataforma y es lo que permite detenerlo si intenta asistir a otro ciudadano detrás del paraban”, aseveró el ingeniero.

Por otra parte, es imposible que se cruce el voto emitido con el elector que lo efectuó, recalcó Félix Arroyo.

“Primero se le piden los datos a las personas cuando entran en la herradura, la cédula es introducida en el capta huella, si la numeración de esa cédula está incluida en esa mesa el elector podrá votar, posteriormente colocará su pulgar derecho y cuando se encienda la luz azul irá detrás del paraban donde está la máquina, una vez allí le preguntarán si está listo para hacer su selección y para oprimir el botón, es en ese momento cuando la persona podrá ejercer su derecho a votar. La máquina cuenta con unos 4.000 archivos vacíos y en esos archivos van cayendo los votos emitidos de forma aleatoria, por ejemplo, se abre la mesa de votación y el primer sufragio que se haga puede caer en el archivo 3.523 y el segundo en el 55, y así sucesivamente, y de esa manera no se sabe quién voto por quien”, explicó Arroyo.

De vez en cuando, según dio a conocer Félix Arroyo, la propia maquina desordena los archivos, cambia la numeración, inclusive la hora en que se efectuó dicho sufragio, de manera que no se puede establecer una secuencia de los electores y los votos.

Las huellas que son colocadas en el “captahuellas” son almacenadas para simplemente llevar un registro de quienes votaron y guardarlos y hacer una base de datos. Estas también se archivan de forma desordenada.

Dato: El CNE tiene registradas 15 millones de huellas, aproximadamente.

El voto estaría encriptado bajo códigos indescifrables. Están bajo las claves compartidas de los partidos políticos, de la máquina y con clave cifrada, por lo que, si alguien puede abrir el archivo donde está guardado el voto, no van a poder saber lo que contiene, no lo podrán leer o determinar.

Es un acto informático que sólo puede realizar la máquina de votación con sus protocolos de seguridad. “Cuando se transmite, se transmite de forma cifrada de manera que nadie pueda tomar esa información”, indicó Arroyo.

Asimismo, en los dos centros de totalización, uno ubicado en la Plaza Caracas y el otro en Plaza Venezuela, no se puede cambiar o modificar la voluntad del elector. Así lo aseguró el ingeniero Arroyo quien afirmó que, estos también han sido auditados en cada elección.

“No puede venir una máquina que pongan en paralelo en otro sitio, que es otro mito, y cambie la intención del voto, cada máquina está identificada por el receptor de la información (centro de totalización), antes de recibir la misma. Hay un protocolo de seguridad, el cual envía desde los dos servidores, una clave a la máquina de votación y ésta la devuelve (en términos informáticos) con su clave simétrica y de esta manera queda plenamente identificada la máquina de votación y puede transmitir”, explicó el ingeniero.

“Sólo transmitirán información las 41.601 máquinas que está debidamente registradas en los servidores del CNE en Plaza Caracas y Plaza Venezuela, ninguna otra”.

Con toda esta explicación quedó descartado el “rumor” que circuló en las pasadas elecciones presidenciales, que en la Alcaldía de Caracas, había un centro de totalización paralelo y que el gobierno nacional sabía en simultaneo los números que reflejaban la voluntad del electorado y el cual les sirvió para echar a andar la “operación remolque” a última hora.

De igual forma, Arroyo explicó que para poder transmitir la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, debe introducir una clave (Suiche Maestro) en el sistema para que este pueda recibir los datos y se hace minutos antes de cerrar las mesas electorales, a manera de ir preparando la plataforma para el ingreso de datos.

“Ninguna máquina puede transmitir hacia el centro de totalización sin que la rectora Lucena introduzca esta clave, además las máquinas están programadas para hacerlo desde las 6 de la tarde en adelante”, dijo Arroyo.

Dato: El “suiche maestro” solo lo tiene Tibisay Lucena

Según el profesor Arroyo la transmisión no se realiza por Internet, la misma se hace por redes privadas manejadas y administradas por Cantv pero de manera privada y no pueden ser violadas por nadie y son las mismas redes que utiliza la banca.

La información viaja por uno túneles VTL a muy alta velocidad. “Los datos son cifrados con sistema de 2.048 pit, y eso hace que para poder descifrarlo deban pasar millones de años, inclusive con un computador cuántico, que no existe, se podría hacer sólo en teoría”, manifestó Félix Arroyo.

El informático aseguró que si las mesas cierran a las 6 de la tarde, con la velocidad a la que viaja la información, en una hora todo debe estar contabilizado.

La información que pudiera transmitirse entre el centro de totalización de Plaza Venezuela y el de Plaza Caracas, viaja a través de fibra óptica oscura, que quiere decir que no es pública y por ende no puede ser hackeada.

A continuación, las 19 auditorias que se realizan al sistema electoral venezolano:

1-. Auditoría al Registro Electoral

2-. Auditoría de software de selección de juntas electorales y miembros de mesa.

3-. Auditoría de datos de electores de máquinas de votación (MV).

4-. Auditoría de certificación de software de MV.

5-. Auditoría de verificación de archivos de configuración de MV.

6-. Auditoría de cuadernos de votación impresos.

7-. Auditoría de certificación de software el Sistema Informático Electoral (SIE).

8-. Auditoría de infraestructura de la plataforma tecnológica electoral.

9-. Auditoria de producción del SIE.

10-. Auditoria de producción de MV.

11-. Auditoria de la tinta indeleble.

12-. Auditoría de certificación del software de totalización.

13-. Auditoría de certificación de software del SISEP.

14-. Auditoría de pre-despacho

15-.Auditoría de puesta a cero CNT1 y CNT2.

16-. Auditoría de la red de transmisión de resultados electorales I.

17-. Auditoría de la red de transmisión de resultados electorales II.

18-. Auditoría de verificación ciudadana en el almacén II.

19-. Auditoría de incidencias en verificación biométrica de identidad. (solicitada)

Por Fernando Tineo / El Estímulo

Share.

Leave A Reply