La revolución castiga al Zulia, por Emiro Albornoz

0

Foto cortesía

(16 de agosto de 2019. El Venezolano).- No puede calificarse menos de criminal lo que el régimen comunista de Nicolás Maduro viene haciendo con el Zulia en todos los órdenes de la vida de la región, pero con mayor énfasis en un servicio que es fundamental para el normal desenvolvimiento de la vida ciudadana como es la electricidad..

Ya veníamos sufriendo las consecuencias del disoluto y corrupto régimen de Maduro con el colapso del servicio eléctrico que es nacional, pero al estado Zulia lo afecta de manera brutal por los apagones y racionamientos de electricidad a una región que tiene el clima más adverso de todo el país.

Pero lo sucedido el pasado viernes 10 del corriente fue la gota que derramó el vaso al quedar de manifiesto la impericia, la improvisación y la evidente incapacidad de unos funcionarios, encabezados por el ministro de Electricidad y presidente de Corpoelec, Luis Motta Domínguez, al quedar aislada la ciudad de Maracaibo del Sistema Interconectado nacional por daños a las líneas de 400 y 230 kilovoltios debido, según técnicos especializados en la materia, a la sobre carga constante a que eran sometidas éstas y la falta de mantenimiento, corroborada esta información por fuentes de la propia Corpoelec que se mantienen en anonimato.

Nunca el Zulia había vivido una situación de caos como la sobrevenida luego de este accidente que, de paso, causó serios daños a la estructura del puente sobre el lago que obligaron al cierre temporal, para variar, de la vía lacustre, que el irresponsable ministro inmediatamente calificó de sabotaje, como es su inveterada costumbre, para eludir su exclusiva responsabilidad en el desastre que vive el país, y en especial el Zulia, por su fallida actuación al frente de la corporación eléctrica.

Motta Domínguez, apoyado en su peregrina tesis del sabotaje por el Gobernador del Zulia, está seguro que el pueblo zuliano es una caterva de estúpidos que le van a creer sus mentiras de actos de sabotaje cada vez que ocurre un evento con las instalaciones del servicio eléctrico de Maracaibo y del resto del estado.

Los daños han sido incalculables: centros comerciales cerrados y establecimientos prácticamente quebrados. Familias que han perdido sus alimentos por varios días sin servicio eléctrico.

Lo que no entendemos cómo es que este incapaz ministro no ha tenido la dignidad de renunciar a ese cargo que tan grande le ha quedado, pero tampoco el Presidente ha tomado la decisión de destituirlo como bien se lo merece, lo que nos hace pensar que aquí en Venezuela quienes mandan en realidad son los militares.

Por Emiro Albornoz

 

Share.

Leave A Reply