La oposición al revés, por Jorge Agobian

0

Foto: Referencial / JorgeAgobian

(14 de agosto de 2017. El Venezolano).- Cuando leí que Smarmatic, la compañía que hace auditorias de las elecciones en Venezuela desde 2004, declaró que el proceso electoral promovido y realizado por el régimen de Nicolás Maduro para elegir a los representantes de la Asamblea Nacional Constituyente era fraudulento, pensé que la respuesta opositora estaría encaminada en seguir denunciando el fraude, la hora cero sin retorno, la presión desde los espacios públicos y políticos… Lo que vi los días siguientes fue aún más revelador que esa declaración. Era mejor que los venezolanos continuáramos con la verdad dudosa sobre la transparencia del Consejo Nacional Electoral (CNE). Era mejor eso, que ver a la misma oposición inscribiendo candidatos ahora, para una elección de gobernadores.

La oposición está al revés, de cabeza, en una especie de locura sistemática. Se reseteó y no para de decir estupideces, de prender y apagarse, de dar señales erróneas. Y lo digo en plural porque hasta hace una semana se suponía que entre las diferencias, la oposición era un “bloque unido”. Pero la “Unidad” está ahora disgregada y cada partícula también está patas arriba, sin pilas ni carga.

Esta fatídica pero heróica jornada que han vivido los venezolanos desde abril ha sido, en parte, promovida por la MUD que en ese momento renació y dio los parámetros de una línea de lucha, de calle sin retorno en búsqueda de al menos tres objetivos: elecciones generales, creación de un canal humanitario y la liberación de presos políticos.

Los mismos que se han negado a un diálogo con el régimen porque exigen el cumplimiento de esos tres puntos, son los que hoy incumplen el más importante: la restauración de todos los poderes en unas elecciones que en principio, serían resguardadas por un CNE fraudulento.

Pero increíblemente los voceros de la MUD, las caras más sensatas de los últimos cuatro meses, ahora validan el proceder del CNE y se apuntan en la nueva trampa, mientras que a los alcaldes de sus filas los destituyen y acorralan y la Asamblea Nacional legítima tiene aún menos poder que en principio. Pero cuando todo esto pasa, los países del mundo se muestran más unidos que nunca y denuncian al régimen fuertemente.

Me pregunto qué será de la gente que como los indios, solo seguían al cacique mayor. Me preocupa que la oposición está sumergida en una crisis dentro de la crisis del país. Me entristece pensar que más de 120 familias lloran las muertes de sus hijos que fueron asesinados en la búsqueda de un ideal. Pienso en cada error y me imagino un retroceso abismal y veo a la gente decepcionada. No quisiera creer que el conformismo ganará después de todo.

Por Jorge Agobian

Share.

Leave A Reply