Jessy Divo de Romero: la nueva obsesión del régimen venezolano

0

Foto: Valencia Hoy

Nina Gabriella Bortolussi- @ninagabriella96 

(4 de agosto de 2018. El Venezolano).- Jessy Divo de Romero es un nombre que inspira respeto en el estado Carabobo. Sus años, frente a la universidad más importante de la región, en donde se ha pronunciado constantemente en contra del régimen de Nicolás Maduro, le ha costado una intensa persecución, sobretodo en los últimos días.

El ataque hacia su persona se ha intensificado por parte del gobernador de la entidad, Rafael Lacava, quien en múltiples oportunidades la ha mencionado para señalarla por hechos de corrupción y el supuesto abandono de las instalaciones del recinto universitario; pero muchos se hacen la interrogante de si esto es cierto o sólo una obsesión para destituir a autoridades que van en contra de los ideales de la denominada Revolución Bolivariana. 

Lacava ha hecho uso de las redes sociales para mostrar sus diferencias con la rectora y también con el secretario, Pablo Aure, a los cuales ha señalado como unos criminales que participan indirectamente en el robo de alimentos de esta casa de estudio, el cobro ilegal para retirar documentos o la venta de cupos, que desde hace años se denuncia, pero nadie le ha hecho caso.

Lea también: ¡Contundente! Autoridades de universidad venezolana se pronunciaron ante persecución en su contra

A la primera autoridad regional parece que se le olvidó que anteriormente gobernaba uno de los suyos. Francisco Ameliach, para ponerle un nombre y rostro visible. El cual no hizo nada ni por Carabobo ni por su principal Alma Máter. Entonces, ¿quién es el verdadero culpable del desastre que se ha convertido la que antiguamente era una de las universidades más prestigiosas del país?. 

¿Qué cambió? 

Durante los primeros 100 días de su Gobierno, Lacava firmó un convenio con la Universidad de Carabobo y se mostraba sonriente al lado de la rectora. 

Este aseguraba que todos los problemas de esa casa de estudios se iban a acabar y que trabajaría mancomunadamente con Divo de Romero, para solventar los males de los estudiantes, pero de la noche a la mañana esa premisa cambió.

Foto: Twitter

Cuando todo empezó 

Todo empezó un 3 de julio, cuando Lacava denunció a través de su cuenta en Twitter que el presidente de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad de Carabobo, Iván Uzcátegui, revendía los productos alimenticios que eran enviados por su administración. Este dejaba entrever que Aure y Divo eran también responsables de esto, pero sólo publicó una imagen de Whatsaap sin más pruebas, que indicaran que realmente estos rubros eran de los que él había dado.

Foto: Twitter de Rafael Lacava

“Vamos a meterle la mano a la universidad” dijo días atrás uno de los personajes más excéntricos del madurismo en un vídeo que publicó mediante sus redes sociales, en donde les promete a los estudiantes que va a convertir este recinto en el mejor del territorio nacional.

La obsesión de Lacava no cesaba en sus plataformas digitales. Al menos, una vez a la semana nombraba a las dos autoridades universitarias e insistía que ellos son los culpables de todo el desastre de ese lugar. 

Lea también: ¡Inaudito! Rectora universitaria fue bajada de un avión en Venezuela por ser opositora

Pero, no sólo fue su persona quien acusó a Divo de ser parte de una red de corrupción también lo hizo antiayer, el vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Diosdado Cabello, quien colocó un audio en donde hablaba un tal “Pipo” quien cobraba por los títulos universitarios de esta institución. 

Obligada a bajarse de un avión 

La tarde de ayer, Jessy Divo se encontraba junto a su esposo en el Aeropuerto Internacional Arturo Michelena de la ciudad de Valencia para viajar a Miami, en donde residen sus hijos y nietos, pero una comisión de la aduana, la obligó a bajarse del avión de Copa Airlines para rendir declaraciones. 

En un principio se había rumorado que le dictaron medida de prohibición de salida del país, pero al final, no se la dieron. Sólo la interrogaron arduamente durante dos horas para después dejarla en libertad, un mecanismo que para muchos, constituyó a un acto por parte de la dictadura para inducirle miedo.

Aeropuerto Internacional Arturo Michelena Foto: Referencial

No es la primera vez que la abogada de profesión ha tenido un interrogatorio. El Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) ha utilizado esta práctica tres veces en contra de ella, incluso en su propio hogar.

Por tal motivo, se ha denunciado el asedio y la persecución en contra de las autoridades universitarias. También se ha solicitado protección o algún tipo de pronunciamiento de solidaridad ante estos hechos. 

 

Share.

Leave A Reply